Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:10

El sindicalismo médico gallego lleva el ‘tijeretazo’ al TC

“El auto es más consistente que otros rechazados”, esgrimen las organizaciones

Martes, 05 de julio de 2011, a las 22:41

Óscar López Alba / Redacción. Madrid
Hace unos días el secretario general de la Conferencia Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Patricio Martínez, declaraba a este periódico: “Quién piense que el funcionario tiene derechos adquiridos, va listo”. Lo hacía después de que el Tribunal Constitucional (TC) rechazase una posible cuestión de inconstitucionalidad sobre los recortes dictados por el Gobierno en junio de 2010 en las nóminas de los empleados públicos. Pues bien, de nuevo se vuelve a abrir la puerta a la esperanza, y en esta ocasión de manos de CESM-Galicia y de Médicos de Galicia Independientes (O’Mega).

Cándido Andión, presidente de CESM-Galicia.

Según han informado estas organizaciones sindicales profesionales, un juez de Pontevedra ha observado cuestión de constitucionalidad en la demanda conjunta presentada por ambos contra el llamado ‘tijeretazo’, lo que significa que será derivada al Tribunal Constitucional para que valore las razones esgrimidas por los médicos.

El presidente de CESM-Galicia, Cándido Andión, aunque es escéptico sobre el posible pronunciamiento del TC, sí que considera que “el auto que lleva al Tribunal es muy consistente”. Además indica que “es más completo que el presentado por los trabajadores de la Casa de la Moneda (el rechazado recientemente). Va más allá de convenios colectivos. Indica a grandes rasgos que al funcionario se le puede congelar el sueldo, pero no recortar”.

En cualquier caso Andión advierte de posibles “pasteleos” y espera que el TC “no reciba demasiadas presiones y se limite a cumplir la ley, que a ver si es verdad que es igual para todos”. Asimismo, en conversación con este diario ha recordado que los recortes dictados en junio de 2010 han llegado a afectar hasta en un 12 por ciento las nóminas de los facultativos. “Si esta demanda llega a buen puerto, la repercusión va a ser nacional y debería servir para los médicos de todo el país”, ha señalado.