12 dic 2018 | Actualizado: 12:50

El Síndic de Greuges reclama a la Generalitat ayudas a dependientes

La partida destinada al efecto fue congelada en agosto de 2013

mar 04 marzo 2014. 17.05H
Redacción. Barcelona
El Defensor del Pueblo catalán (el Síndic de Greuges), Rafael Ribó, ha solicitado al Ejecutivo autonómico que retome la tramitación de las ayudas a personas dependientes para pagar residencias. En concreto, ha solicitado este martes que se garantice ese derecho sin más demora, una vez que la partida quedara suspendida en agosto de año pasado por un tiempo estimado en dos meses.

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó.

Ribó ha lamentado que la suspensión de estas ayudas por parte de la Consejería de Bienestar Social y Familia se hiciera sin normativa previa alguna, lo que ha generado, desde su punto de vista, “inseguridad jurídica y falta de claridad sobre el procedimiento”.

El Síndic ha recordado que la Generalitat atribuyó esta decisión, prorrogada de forma indefinida, a motivos presupuestarios y al incumplimiento por parte del Estado de sus compromisos financieros, aunque considera que ello “no puede justificar de ninguna manera la desatención de los derechos de las personas, y menos todavía de aquellas especialmente vulnerables”.

A partir de una investigación de oficio tras recibir diversas quejas individuales, el Síndic señala que, aunque Bienestar justifica la eliminación del programa en que debe aportar el 80 por ciento del gasto para dependencia frente al 20 por ciento del Estado, la reducción de las ayudas sociales no depende solo de la normativa del Gobierno y “el establecimiento de prioridades en el gasto público también es competencia de la Generalitat”.

Por ello, sugiere al Govern que arbitre medidas paliativas que garanticen el acceso a este recurso en un tiempo prudencial, en especial de los casos urgentes en los que no existe una medida alternativa a la residencia. “A pesar de solicitarlo, el Síndic no ha sido informado del número de personas afectadas por la medida”, pese a reunirse en persona con la consejera Neus Munté, añade el comunicado.