Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 17:20
Lunes, 12 de noviembre de 2012, a las 23:35

Redacción. Oviedo
El Simpa se ha mostrado "dispuesto a retomar las negociaciones si el Servicio de Salud se compromete a respetar y garantizar el derecho constitucional a la huelga".

A través de un comunicado, el Simpa ha hecho un llamamiento "a la Administración asturiana para que reconsidere su postura y permita la permuta, reconocida en el ordenamiento legal español, de los médicos en servicios mínimos que quieren hacer huelga por los facultativos que desean trabajar".

A la izquierda: Javier Alberdi, presidente del Simpa. A la derecha: Faustino Blanco, consejero de Salud.

Dicho comunicado llega a raíz de la comunicación, el pasado viernes, del Gobierno asturiano que informaba de la investigación a un grupo de médicos del Hospital Central (HUCA) por incumplir los servicios mínimos comprometidos
.
El sindicato recuerda que la doctrina del Tribunal Supremo "es clara y avala el cambio de médico en mínimos que desean secundar los paros por compañeros que optan por trabajar". El Simpa entiende, por lo tanto, que "la decisión de impedir esta permuta supone una violación del derecho fundamental a la huelga".

El Simpa quiere además salir al paso de "la burda intención de la Administración, expresada reiteradamente durante el conflicto, de tratar de enfrentar a los pacientes con los facultativos". En su postura reiteran que "el paciente es la razón de ser del médico y subraya que la asistencia que reciben los pacientes es la mejor de las posibles en una situación de conflicto médico provocado además por la intransigencia de la Administración".

Voluntad de diálogo

En esta línea de conflicto, el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, ha advertido a los responsables del sindicato médico Simpa que aquéllos que no cumplen los servicios mínimos "incurren en responsabilidades individuales". Además, ha llamado a la central a retomar la negociación, en el marco del conflicto sanitario por la ampliación de la jornada, "porque ese es el camino para resolver los problemas".

El consejero se dirigió de nuevo a la cúpula del Simpa y al comité de huelga para recordarles que los servicios se establecen para garantizar una correcta atención a la salud de los ciudadanos y que, quien los incumple, incurre en responsabilidades individuales, por más que haya sido instado por un sindicato.

El titular de Sanidad aseguró que la cúpula del Simpa "está tensionando mucho la organización", y reclamó que atienda el criterio de muchos profesionales "que están instando a la negociación" porque saben que esa es la mejor vía para poner fin  al conflicto.

Asimismo, les acusa de "levantarse de la mesa en la última negociación tratando de trasladar a los ciudadanos una idea de desgobierno". "Somos responsables de mantener el sistema sanitario orientado a dar servicios a los ciudadanos y las situaciones las gobernamos nosotros, no un sindicato", aseguró Faustino Blanco.

El consejero aclaró además que pese a todo, el Sespa mantiene su firme voluntad de seguir dialogando y su deseo de garantizar que se cumplan los servicios mínimos y que la atención a la población esté cubierta.