Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:00

El Sespa reduce la lista de espera quirúrgica en 3.356 pacientes

Vuelve a situarse en las cifras previas al inicio del conflicto sanitario

Viernes, 05 de julio de 2013, a las 12:41

Redacción. Oviedo
El cierre de la lista de espera quirúrgica de junio ha conseguido reducir en 3.356 el número de pacientes pendientes de una intervención y, de forma más drástica, la cifra de demoras superiores a 180 días. En enero, al finalizar la huelga que se prolongó durante tres meses en la sanidad asturiana, 2.911 pacientes llevaban más de seis meses esperando por una intervención quirúrgica. Hoy, esta situación afecta a 291 personas, 2.620 menos.

Estos datos demuestran, según ha destacado el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, que el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha cumplido con su compromiso y la lista de espera quirúrgica, a día 30 de junio, registra unos resultados equiparables a la situación previa al inicio de la huelga sanitaria. 

En septiembre de 2012, el mes previo al inicio del conflicto, el número de pacientes con esperas superiores a seis meses era de 338 y la demora media, de 77 días. Al cierre de junio, el número de personas que aguardan más de medio año es de 291 y la demora media se sitúa en 70 días.

Esta reducción se ha producido de una manera progresiva desde enero, cuando el Sespa puso en marcha un plan estructural basado en el incremento de la eficiencia en toda la red pública, que ha obtenido sus frutos gracias al trabajo de los gestores y al esfuerzo y compromiso de los profesionales. 

Una buena muestra de este incremento de la eficiencia es que desde marzo, el número de pacientes que se operan en la sanidad pública asturiana es superior al de los que se incorporan a la lista de espera, una circunstancia que antes únicamente se producía cuando se aplicaban planes de choque puntuales y no se abordaban las esperas con un planteamiento estructural, como se hace desde enero.

El compromiso se ha cumplido en todos los hospitales, según la Consejería. El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) es el único que aún tiene 291 pacientes que esperan desde hace más de seis meses para ser intervenidos. Con todo, el centro sanitario ha logrado una reducción drástica de las esperas que en buena medida se produjeron durante el conflicto. En cifras globales, de los 74 servicios quirúrgicos de los hospitales asturianos, 70 no registran ya ningún paciente de más de seis meses.

El HUCA ha conseguido que 10 de sus 14 servicios quirúrgicos (Oftalmología, Cirugía General, Cirugía Plástica, Cirugía Pediátrica, Cirugía Torácica, Cirugía Vascular, Otorrinolaringología, Ginecología, Dermatología y Neurocirugía) no presenten ya  ningún paciente de más de 180 días. Estos resultados se han producido, además, en un contexto de intenso trabajo conjunto y cooperación entre los gestores y los profesionales, que han sido capaces de mantener la calidad asistencial, a la vez que  preparan los servicios para su traslado al nuevo hospital de La Cadellada.
Correcta gestión de las esperas

Con respecto a enero, mes en que finalizó el conflicto, la lista de espera global se ha reducido un 15,36 por ciento, lo que supone 3.356 pacientes menos. Pero el compromiso ha sido mucho mayor en la reducción del número de personas que espera más de 180 días. La lista de las demoras más prolongadas se ha reducido en estos seis meses en 2.620 personas, concretamente un 90 por ciento. Estos resultados denotan una adecuada gestión, que da prioridad, en primer lugar, a lo más urgente e incapacitante y, después, a las intervenciones de los pacientes con mayores esperas.