14 nov 2018 | Actualizado: 17:00

El Sescam zanja la discusión: los modelos público-privados controlan mejor el gasto

Destaca que la sanidad pública española genera déficit desde 1978

Lunes, 21 de enero de 2013, a las 10:35

Javier Barbado / Imagen: Diego S. Villasante y Pablo Eguizábal. Cuenca
Altos cargos directivos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) han zanjado el debate sobre la eficiencia de los modelos de gestión público-privados en las organizaciones sanitarias comparada con la que aportan los de uso tradicional en España, es decir, los que funcionan por medio del control directo de las administraciones. Para los gobernantes de la sanidad manchega existen datos que avalan el mejor funcionamiento de los primeros a la hora de controlar el gasto de los centros, y así quedó reflejado en el coloquio de la segunda jornada del Encuentro de Directivos de la Salud de Castilla-La Mancha, primero en esta comunidad autónoma y que ha organizado Sanitaria 2000, grupo empresarial editor de Redacción Médica, y ha contado con el auspicio de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la Fundación Ad Qualitatem además de con la colaboración de Gasmedi, Dräger y Fresenius Medical Care.

Sánchez Plaza habla sobre el "espacio sociosanitario".

Merino explica la nueva gestión en Puertollano.

El economista y adjunto a la Gerencia del Sescam, Miguel Moreno, recordó que, en España, desde 1978 se han rebasado de manera sistemática los presupuestos sanitarios generando déficit, por lo que la crisis económica visible desde 2008 en realidad se sumó a un problema preexistente en el sector. En su intervención, no dudó de que los modelos de gestión no administrativa (como los PFI o los de concesión tipo Alzira) se revelan más eficientes que los que funcionan del modo tradicional, y citó el reciente informe de Iasist y otros estudios de la consultora PriceWaterhouseCooper.

Miguel Moreno defiende la política actual del Sescam.

Francisco Marí diserta sobre el modeo PPP en la región.


A continuación, el director gerente del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, Francisco Marí, añadió que, en esta comunidad autónoma, se prevé la financiación de nuevos equipos e infraestructuras en centros que siguen el modelo PPP, cosa que no está prevista para hospitales regidos por otras fórmulas. Y explicó cómo se van a financiar las gerencias de área en el contexto de los modelos de concesión, aclarando que las empresas adjudicatarias de la gestión de los centros “solo ganarán si lo hacen realmente bien”.

Francisco Marí Marí; Alfonso Flórez Díaz, director gerente del Complejo Hospitalario de Toledo; Francisco Merino López, director gerente del Área Integrada de Puertollano (Ciudad Real); José Luis Sánchez Plaza, director gerente del Área Integrada de Hellín (Albacete); y Miguel Moreno Verdugo, adjunto a la Dirección Gerencia del Sescam.

Francisco Merino, director gerente del Área Integrada de Puertollano, en Ciudad Real, apuntó que, desde la llegada del nuevo equipo directivo, se logró equilibrar la demanda de pruebas diagnósticas tanto en el primer nivel asistencial como en los hospitales, para la que antes no existía limitación alguna. Para ello, se instauró un protocolo con formularios para la petición de esas pruebas y se controló el proceso desde la dirección médica de cada centro, de modo que se logró pasar de 4.210.000 solicitudes al laboratorio en 2011 a 3.781.955 en 2012.

José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; Cristina Granados, gerente del Hospital de Guadalajara; y Joaquín Estévez, presidente de Sedisa, se dirigen al auditorio para clausar el Encuentro de Directivos de la Salud en Castilla-La Mancha.

Por su parte, el director gerente del Área Integrada de Hellín (Albacete), José Luis Sánchez, recordó que, en España, existe el objetivo de crear un espacio sociosanitario con todas sus limitaciones, cosa que no puede decirse de los países anglosajones. Este espacio lo definen y condicionan los usuarios –precisó–, e hizo alusión a un “cambio de modelo” que incluya la mejora de la calidad sin obviar fuentes alternativas de financiación (por ejemplo, capitativa) y en general de colaboración público-privada. Además, citó el proyecto de crónicos de Castilla-La Mancha y la importancia en él de las alianzas con el sector privado y de los sistemas de información.

De izq. a dcha.: José Luis Sánchez Plaza, Francisco Merino López, Alfonso Flórez Díaz, Miguel Moreno y Francisco Marí.

Jorge Masía García, director de Gestión del Hospital de Hellín; María del Mar Granados, directora de Gestión del Hospital de Cuenca; y Rafael Micó, director de Atención Primaria del Hospital General de Valencia.

Francisco Marí Marí; Julio Miguel Vila Blanco, director de Enfermería del Área General Integrada de Cuenca; y Ana Belén Herraiz, directora de Enfermería en el mismo centro hospitalario, fotografiados en el primer día del encuentro.


Jorge Masía García, José María Pino y José Luis Guijarro, director de Gestión de Contratación e Infraestructuras del Sescam.

Joaquín Estévez, Ana Belén Herraiz, Juan Carlos Alcolea y Julio Miguel Vila Blanco.

Juan Carlos Antony, Pedro Peral y Andrés Ruiperez, director comercial y jefes de Ventas, respectivamente, de Dräger.

En la primera instantánea, Joaquín Estévez departe con Juan Carlos Alcolea, director de Ventas de Fresenius Medical Care. A continuación: Iñaki Martín, director de SHD, y Julio de la Rosa, director comercial de Gasmedi.

De izq. a dcha.: Francisco Merino; Cristina Granados; Nuria del Pozo Fernández, subdirectora médica del Hospital de Valdepeñas; Juana de la Fuente Saiz, directora de Enfermería del mismo centro; José Antonio Rubio-Manzanares, director médico del Hospital General de Ciudad Real; y Joaquín Fernández Gómez, gerente del Hospital Virgen de Altagracia (Manzanares).