21 nov 2018 | Actualizado: 12:55

El SES considera paradójico que el PSOE cuestione el sistema que instauró para derivar a la privada

Acusa a la oposición de “seguir infundiendo miedo en los ciudadanos con mentiras”

Viernes, 15 de agosto de 2014, a las 10:54
Redacción. Mérida
El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha lamentado que el PSOE vuelva, una vez más, a generar intranquilidad en los ciudadanos poniendo en duda los procedimientos que él mismo instauró para la cesión de datos de pacientes a clínicas privadas con las que existen conciertos para aligerar las listas de espera.

Joaqu-in García Guerrero, gerente del SES.

En este sentido, el SES recuerda que los programas Galeno y Paracelso, por los que se derivan pacientes a clínicas privadas para la realización de pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas, respectivamente, no son una invención de este Gobierno, sino que fueron implantados durante la etapa socialista, concretamente en el año 2008.

“Lo que se hace ahora no es más ni menos que lo que el PSOE estableció”, ha señalado el SES, “que muestra su sorpresa porque ahora siembre dudas sobre procedimientos que ellos mismos implantaron sobre los sistemas de cesión de datos a estas clínicas con un único fin, seguir infundiendo miedo en los ciudadanos y seguir acusando a este Gobierno de privatizar la sanidad con mentiras y falacias”.

En este sentido, el Servicio Extremeño de Salud explica que, ante posibles derivaciones en el marco de estos dos programas, el primer paso que se da es informar al ciudadano sobre la posibilidad de que sea atendido en una clínica privada con la que existe un concierto, ante la que el usuario está en su derecho de aceptarlo o rechazarlo.

Sólo en el caso de que el usuario acepte ser derivado, se activan los procedimientos establecidos para ello, procedimientos que, recalca el SES, ya fueron establecidos por el anterior gobierno socialista y que ahora el PSOE viene a poner en cuestión.

Asimismo, subraya que no existe ni un solo sistema privatizado adicional al que los socialistas implantaron durante su etapa de gobierno, por lo que es paradójico que pretenda convertirse ahora en “adalid” de la sanidad pública y acusar a este Gobierno de privatizar pese a que no ha externalizado ningún servicio adicional a los que ellos hicieron.