Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El servicio público de teleasistencia incorpora el “consejo sanitario”

Coordinado conjuntamente por los departamentos de Asuntos Sociales y Sanidad

Lunes, 06 de febrero de 2012, a las 17:50

Julián Pérez Gil, director general de Osakidetza.

Redacción. Bilbao
El servicio público de teleasistencia del País Vasco, BetiON, dirigido a personas discapacitadas o mayores de 65 años que viven solas y en situación de riesgo y dependiente del Departamento de Empleo y Asuntos Sociales, ha incorporado entre sus prestaciones el denominado "consejo sanitario".

De este modo, cuando los usuarios de teleasistencia tienen una consulta sobre su salud, pulsando su medallón de telealarma el operador de teleasistencia le pone en contacto con personal de Osakidetza especializado.

La teleasistencia domiciliaria es un servicio que permite la permanencia de los usuarios en su medio habitual de vida, evitando su desarraigo. En caso de riesgo para su seguridad o salud, un sencillo dispositivo instalado en una pulsera o un medallón los mantiene permanentemente conectados a un centro de atención inmediata atendida por profesionales especializados. “En estos casos, la teleasistencia constituye un” importante elemento de tranquilidad y seguridad”, aseguran los responsables vascos.

A menudo, los usuarios de la teleasistencia precisan de recursos sociales y sanitarios, ya que la población dependiente suele presentar enfermedades crónicas. Por eso, en este servicio se emplea una plataforma de gestión informática conjunta entre los departamentos de Sanidad y de Asuntos Sociales del Gobierno vasco, que permite evitar duplicidades innecesarias.

El consejo sanitario es atendido por un equipo de profesionales de enfermería de Osakidetza, con acceso al historial del paciente, que valoran si su consulta puede ser resuelta por teléfono o requiere de movilización de recursos. Funciona de 8.00 a 22.00 horas los siete días de la semana, aunque está previsto que en breve se amplíe el horario a un servicio de 24 horas, todos los días.

"Lo habitual es atender dudas sobre procesos agudos como fiebre, vómitos, diarreas, lesiones accidentales leves. En el caso de problemas graves de salud se activa la coordinación con los servicios de Emergencias, y se procede, si es necesario, a la movilización de recursos", subrayan.