21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El Servicio Extremeño de Salud convocará este año una Oferta Pública de Empleo con 1.500 plazas

1.061 plazas corresponderán al turno libre, 344 plazas serán de promoción interna, y otras 136 para personas con discapacidad

Miércoles, 12 de junio de 2013, a las 10:38

Redacción. Mérida
El Servicio Extremeño de Salud convocará este año 2013 una Oferta Pública de Empleo con 1.500 plazas, de las que 1.061 corresponderán al turno libre, 344 plazas serán de promoción interna, y otras 136 para personas con discapacidad.

Serán oposiciones a 77 categorías distintas, cuyos exámenes se celebrarán desde octubre de 2013 hasta marzo de 2014, tras las que 1.500 profesionales se incorporarán al sistema sanitario extremeño, que a juicio del presidente, Monago, "necesita más batas y menos corbatas".

Monago.

José Antonio Monago ha realizado este anuncio en el discurso que ha pronunciado en el Debate sobre el Estado de la Región en el Parlamento y en el que ha explicado que con esta convocatoria de Oferta Pública de Empleo se invierte "en garantizar la correcta atención de los ciudadanos" lo que se ha recuperado "con la austeridad".

En su intervención, el presidente ha explicado que su gobierno consiguió un ahorro de 17,4 millones "negociando los contratos de mantenimiento del SES", una cantidad al que le sumarán otros 51,4 millones para acometer lo que ha calificado de "tsunami tecnológico" con el que renovará "toda la tecnología sanitaria de los hospitales".

Una renovación en la que el Gobierno invertirá 68,8 millones entre 2013 y 2030, ha avanzado Monago, quien ha insistido en que su Ejecutivo destina "cada gasto superficial e inútil" hacia "una sanidad de calidad que de verdad repercuta" en los pacientes.

Reducción de listas de espera

Por otra parte, Monago ha avanzado que en 2014 “impulsaremos un Plan para la reducción de las listas de espera, que permitirá disminuir el tiempo que los extremeños tienen que esperar para ser vistos por un especialista o para ser sometidos a una prueba diagnóstica o una intervención".

Una plan a través del que se prevé reforzar las plantillas de los hospitales, "mediante contrataciones de personal", con el objetivo de "sacar adelante más consultas, más pruebas diagnósticas y más intervenciones quirúrgicas", y con el que se prevé también "financiar más operaciones y pruebas diagnósticas durante cada jornada en los centros hospitalarios del Servicio Extremeño de Salud".

Ganarle la batalla al cáncer

En su intervención, el presidente extremeño ha abogado además por anticiparse y "ganarle la batalla al cáncer", para lo cual, cuando un médico tenga "la más mínima sospecha" de que un paciente pueda sufrir alguna de estas enfermedades, este se saltará "toda la lista de espera para ser visto por el especialista en un plazo máximo de quince días".

Se trata del programa 'Vía Rápida', que se prevé poner en marcha este mismo año, y en el que el Gobierno de Extremadura quiere eliminar las listas de espera para aquellos pacientes "en los que exista la sospecha" de que sufran cáncer de pulmón y bronquios, cáncer de mama, cáncer colorrectal, los más usuales entre los extremeños, "y tampoco tendrá ninguna lista de espera ningún niño que sufra cualquier tipo de cáncer", ha señalado.

Receta electrónica

También en el ámbito sanitario, Monago ha anunciado la puesta en marcha del proyecto 'Objetivo: papel 0', con el que se busca extender a la atención hospitalaria la receta electrónica "que ya está totalmente implantada en Atención Primaria", con el que "será más fácil automatizar la devolución del dinero que anticipan nuestros pacientes por los medicamentos", además de ser un sistema "más seguro", ha apuntado el presidente.

Formación y bono solidario

Además, el Gobierno prevé poner en marcha un Plan de Mejora de la Formación, para que los futuros profesionales de la sanidad puedan "formarse en las Instituciones Sanitarias Públicas", para lo cual se firmarán convenios con los Colegios Profesionales, las Universidades y las Escuelas Universitarias.

Finalmente, Monago ha anunciado la creación de un 'bono solidario' cuyo objetivo será "apoyar a los padres en el cumplimiento de sus obligaciones parentales, especialmente las relacionadas con su responsabilidad de alimentar a sus hijos".

Será un bono, similar a una tarjeta de crédito, y que permitirá a las familias perceptoras de esta ayuda "la adquisición de alimentos de primera necesidad de forma anónima, en cualquiera de los establecimientos que previamente se hayan adherido a este programa", ha explicado.