Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El Servicio de Urgencias Pediátricas de Son Espases atiende a unos 26.000 pacientes al año

Las patologías más frecuentes son los problemas respiratorios y los procesos febriles en invierno, y los traumatismos y las patologías estomacales en verano

Jueves, 02 de enero de 2014, a las 11:55

Redacción. Palma de Mallorca
El Servicio de Urgencias Pediátricas del Hospital Universitario Son Espases atiende unos 26.000 pacientes al año, lo que supone unas 70 consultas diarias. Las patologías más frecuentes son los problemas respiratorios y los procesos febriles en invierno, y los traumatismos y las patologías estomacales en verano.

Francesc Ferrer.

Este Servicio cuenta con siete pediatras, diecinueve enfermeros y catorce auxiliares de enfermería especializados en la atención de las urgencias pediátricas. Además, está dotado con seis habitaciones de estancia corta que permiten la monitorización de los pacientes, una vigilancia intensiva y la atención de pacientes semicríticos, todo ello durante las 24 horas del día.

Urgencias Pediátricas ocupa un espacio de 1.200 m2 y se ubica junto al Servicio de Urgencias de Adultos, pero su funcionamiento es totalmente autónomo, según ha informado el Govern en un comunicado.

Así, tiene como rasgo diferenciador que la gran mayoría de los profesionales que trabajan son pediatras o enfermeros especialistas en la atención de las urgencias pediátricas, un valor añadido que aporta la capacidad de prestar la mejor asistencia, tanto clínica como humana, con una atención más próxima y empática en el trato con los niños, que requiere la aplicación de los tratamientos con mucho más cuidado y delicadeza que con los adultos.

Con este objetivo, el jefe de Urgencias Pediátricas, Francesc Ferrés, ha destacado que "la importancia radica a hacer no solo un diagnóstico y un tratamiento correctos, sino también en la buena comunicación a los padres de las patologías que sufren los niños, que tiene que hacerse con seguridad pero con mucha calidez".

Formación especializada del personal

Aplicando la normativa vigente, en el Servicio de Urgencias Pediátricas de Son Espases se permite la presencia permanente de los padres junto a los niños, incluso en el momento de aplicarles los tratamientos o de hacerles pruebas diagnósticas o terapéuticas.

Además de la formación especializada propia del personal de urgencias, el Servicio de Urgencias Pediátricas de Son Espases dispone de una muy buena distribución de los espacios y de los recursos. La Unidad se distribuye en cuatro áreas: Triaje, Boxes, Observación y Unidad de Corta Estancia.

En la entrada hay una sala de triaje avanzado, que permite al personal de enfermería prestar una primera atención sanitaria a los cinco o diez minutos desde la llegada de los pacientes y clasificarlos según el grado de urgencia y de gravedad de las patologías. Según diferentes protocolos, dicho personal puede administrar medicamentos para bajar la fiebre, analgésicos para tratar el dolor, dispensar líquido oral en caso de deshidratación leve, etc.