Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El servicio de Urgencias asistió a tres personas en la maratón de Gran Canaria

Los atletas atendidos por el preventivo sanitario presentaron síntomas de presíncope de carácter menos grave y molestias musculares

Jueves, 27 de enero de 2011, a las 10:44

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El Servicio de Urgencias Canario (SUC), ha atendido a tres personas durante la segunda Maratón de Gran Canaria 2011 que tuvo lugar en Las Palmas de Gran Canaria con un recorrido de 42.195 metros.

Transcurso de la carrera.

Las asistencias realizadas estuvieron relacionadas con síntomas de presíncope y molestias musculares. Dos de los tres afectados, un varón de unos 67 años de edad y una mujer de 43, fueron atendidos por el personal del SUC con síntomas de presíncope de carácter menos grave y trasladados a la Clínica Santa Catalina en ambulancia de soporte vital básico y ambulancia sanitarizada del Servicio de Urgencias de Canario respectivamente.

El SUC ha colaborado con el operativo dispuesto por la organización con ocho recursos sanitarios y personal de refuerzo en la sala operativa del 112 y en el centro de control ubicado sobre los túneles de Julio Luengo.

Dos bicicletas, novedad que en la pasada edición el Servicio de Urgencias Canario incorporó a su parque móvil, permitieron optimizar la cobertura sanitaria en la zona peatonal de la Avenida de Las Canteras, desde el Auditorio hasta la Puntilla. Dos técnicos sanitarios aprovisionados con un botiquín básico y un desfibrilador semiautomático (DEA), conectados en todo momento con el centro de control circularon en esta zona durante toda la prueba con el fin de asistir de manera rápida cualquier incidente.

Además, para este preventivo el SUC tuvo operativos cuatro vehículos de intervención rápida (VIR), tres de ellos, dotados con un enfermero y un gestor operativo estuvieron localizados en la rotonda de Alcaravaneras, en la Plaza de España y en el Parque de Santa Catalina, mientras que el cuarto, cuya dotación estuvo formada por un médico, un enfermero y un gestor de recursos, se ubicó en la zona de Vegueta.

Por su parte, una ambulancia medicalizada estuvo en la zona de salida y meta, en la Plaza de Los Derechos Humanos, mientras que una ambulancia sanitarizada estuvo operativa en las inmediaciones del Auditorio Alfredo Kraus. Por último, el SUC ubicó un técnico sanitario en el centro de control de los túneles de Julio Luengo, así como un gestor operativo en la sala del 112, como medidas de refuerzo a este operativo.