Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El Servicio de Oftalmología del área Mancha Centro bate su récord anual de cirugías sin ingreso en 2013

Se han realizado más de 3.000 intervenciones de Cirugía Mayor Ambulatoria en los hospitales de Tomelloso y Alcázar de San Juan

Martes, 14 de octubre de 2014, a las 11:38
Redacción. Ciudad Real
El Servicio de Oftalmología del Área Sanitaria Mancha Centro ha batido en 2013 su récord quirúrgico en cirugía mayor ambulatoria (CMA) con más de 3.000 intervenciones realizadas durante un año sin necesidad de ingreso hospitalario para los pacientes. El ritmo de pacientes operados de forma ambulatoria a 30 de septiembre del presente año (2.200) es similar al registrado en la misma fecha de 2013, por lo que es posible que este año se iguale o se supere la citada marca.

Jesús Fernández, director gerente de la Gerencia Atención Integrada de Alcázar de San Juan.

En concreto, las intervenciones llevadas a cabo en los Hospitales de Alcázar de San Juan y Tomelloso (Ciudad Real) fueron mayoritariamente cataratas, aunque también se incluyeron otros procedimientos complejos, como cirugías de retina, córnea, glaucoma, estrabismo y de órbita.

Todos los facultativos y el personal de Enfermería del Servicio de Oftalmología, tanto del área de consultas como de quirófano, ayudados por los Servicios de Anestesia y de Admisión de los dos hospitales del Sescam, han sido partícipes de este éxito que coincide con la celebración de los 20 años de historia del Hospital Mancha Centro.

Desde principios de año además se están tomando medidas en los dos hospitales del Área Mancha Centro para que los pacientes que están pendientes de una cirugía ocular puedan ser atendidos por el Servicio de Oftalmología en la mayor brevedad posible. Desde su creación, el Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan ha sido pionero en el ámbito quirúrgico de la Oftalmología en Castilla-La Mancha. La primera facoemulsificación con anestesia tópica de la autonomía se realizó hace 16 años, en agosto de 1998 de manos del responsable actual del Servicio, Fernando González del Valle, lo que facilitó la ambulatorización de este y de otros procedimientos quirúrgicos.

Progresivamente, otras cirugías del resto de las subespecialidades quirúrgicas oftalmológicas se han ido incorporando a los procedimientos de cirugía mayor ambulatoria, consiguiendo dejar camas libres en los hospitales que han sido destinadas a otros procesos médicos o quirúrgicos. Además, otra de las principales ventajas de la cirugía mayor ambulatoria es que permite que los pacientes puedan incorporarse a su vida normal de forma más rápida, al mismo tiempo que se ahorran recursos del sistema sanitario público.