Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 14:35

El Servicio de Anatomía Patológica responde a las pruebas solicitadas en una semana

La Consejería de Salud y Servicios Sociales aclara que la disponibilidad de camas en el Hospital San Pedro está ajustada a las necesidades

Miércoles, 04 de junio de 2014, a las 16:19
Redacción. Logroño
El Gobierno ha asegurado que “ni una de las afirmaciones realizadas por los responsables políticos de la oposición, sobre la sanidad riojana se ajusta a la realidad. Son medias verdades vertidas exclusivamente con un interés político”.

Así, la jefa de sección de Anatomía Patológica no ha cesado, hasta la fecha, y por tanto es actualmente la responsable de la unidad y de los resultados de la misma. Dispone de una plantilla de seis personas. Unos recursos que se deben considerar suficientes, cuando la Sociedad Española de Anatomía Patológica, en su Libro Blanco de la Anatomía Patológica en España (2013), indica claramente que el número de patólogos para hospitales de menos de 700 camas se establece en nuestro país en 6,2 profesionales. No obstante, está pendiente la incorporación de un nuevo facultativo a esta unidad.

Durante 2014, los tiempos medios que transcurren desde que se efectúa una petición a esta unidad hasta que se recibe el resultado, han sido de 8,2 días en enero; 10,2 días en febrero; 7,5 días en marzo; 6,6 días en abril, y 8,4 días en mayo. Todos ellos en un plazo de entre una y dos semanas, como ya afirmó el consejero.

Actualmente hay 32 pruebas pendientes entre el 7 y el 21 de mayo, además de las posteriores a esa fecha (10 días). No hay pruebas anteriores a estas fechas. Las pruebas que se solicitan cuando se lleva a cabo una intervención quirúrgica (intraoperatorias) se informan inmediatamente.

Por otro lado, la Consejería de Salud y Servicios Sociales quiere aclarar que la disponibilidad de camas en el Hospital San Pedro está ajustada a las necesidades sanitarias de cada momento, actuando de la misma manera que lo hacen todos los hospitales españoles, con independencia del color político del Gobierno que los dirige. Esta cuestión, por tanto, nada tiene que ver con el hecho puntual de que en un determinado momento exista una mayor demanda en el servicio de Urgencias.