13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Martes, 14 de mayo de 2013, a las 13:07

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde. Madrid
Durante 2012 se concedieron entre los empleados públicos de la Comunidad de Madrid 6.037 altas de las cuales más de la mitad (3.076) fueron en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), lo cual generó un ahorro para las arcas regionales de 39 millones de euros y para el Sermas de 29 millones de euros. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty durante la presentación del balance correspondiente a 2012 del Programa de Inspección, Seguimiento y Control de la Incapacidad Temporal (IT).

Javier Fernández-Lasquetty.

Paloma Martín, directora general de Ordenación e Inspección.

“El objetivo del programa, puesto en marcha en 2009, ha señalado Fernández-Lasquetty, es adecuar las bajas a las necesidades clínicas reales y lograr de esta manera un uso adecuado de la incapacidad temporal”. El consejero ha subrayado que se han conseguido “importantes resultados en cuando a la reducción del número de días de baja”. Así, se ha pasado de una media de 21 días en 2011 a 11 días el pasado año. Fernández-Lasquetty ha subrayado que “el 87 por ciento de los casos en los que actúa la Inspección se corresponden con la situación real”.

Según los datos presentados por la Consejería de Sanidad, en el Sermas se han revisado 34.755 procesos durante el año pasado, citando a la inspección a 1.904 casos. Por niveles asistenciales, la reducción de los días de media de baja por trabajador entre 2009 y 2012 ha sido del 50 por ciento en Atención Primaria y del 45 por ciento en Hospitales.