Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El sector farmacéutico, sorprendido por el anuncio de la venta de móviles en las oficinas

El colectivo profesional y empresarial asegura no tener más información que la aparecida en prensa

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Carmen Peña, presidenta del Consejo General de Farmacéuticos de España.

Enrique Pita. Madrid
La anunciada venta en oficinas de Farmacia de un teléfono móvil de Orange pensado para las personas mayores ha cogido al sector desprevenido. Y es que nadie sabe nada al respecto ni quiere entrar a valorar en profundidad hasta tener más información que la que por ahora ha vertido la compañía.

Ni el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, ni la Federación de Distribución Farmacéutica (Fedifar), han recibido ningún dato, ninguna comunicación por parte de Orange más allá de lo publicado el pasado viernes por la prensa. Por su parte, el Colegio de Farmacéuticos de Madrid ha ido un poco más allá señalando que, aunque no tiene constancia de que este tipo de oferta se produzca en las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid, muestra su "extrañeza" dado que los teléfonos móviles "no son productos sanitarios".

Además, señalan desde el Colegio madrileño, las farmacias, debido a su situación, a la capilaridad de su distribución, a la amplitud de sus horarios, conjugan unas condiciones "que desde el punto de vista comercial y no sanitario son envidiadas por fabricantes y productores de otros bienes que intentan en repetidas ocasiones utilizar el canal farmacéutico para distribuir sus productos, aprovechando, de paso, el marchamo de seriedad, calidad y profesionalidad que proporciona la atención directa de un titulado superior sanitario como es el farmacéutico".

Precisamente en esta idea incide Fernando Redondo, presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), que señala que este anuncio "debe responder a una estrategia comercial de Orange", ya que tener 22.000 puntos de venta con las condiciones de la oficina de Farmacia es muy sugerente. Además, Redondo considera que estas estrategias, "sin ponerse en contacto con nadie del sector" son habituales en ciertas empresas, que intentan aprovechar "el halo de respetabilidad que proporciona la Farmacia", si bien, "luego venden el producto en grandes almacenes".