20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

El SCS paga la productividad variable a un jefe de servicio y se lo “niega” a los trabajadores

El sindicato exige la “inmediata” eliminación del citado complemento

Jueves, 24 de febrero de 2011, a las 16:08

Margarita Ferreras, secretaria de Sanidad de CSIF.

Redacción. Santander
El sector de Sanidad del sindicato CSI-F ha denunciado que mientras el Servicio Cántabro de Salud (SCS) “niega” a sus empleados el pago de la productividad variable correspondiente al año 2009, está pagando esa misma productividad a un jefe de servicio con nombramiento provisional, a razón de dos mil novecientos euros mensuales, sin que dicho profesional realice “ningún tipo de actividad extraordinaria”.

Así lo asegura la formación sindical en un comunicado en el que exige la inmediata eliminación del citado complemento de productividad, “arbitrariamente establecido por la Gerencia del Servicio” que, al mismo tiempo, está “despreciando” el acuerdo alcanzado en su momento con los representantes de los trabajadores en relación a la productividad variable.

“Una vez más”, asegura CSIF, “la Gerencia del Servicio Cántabro de Salud actúa caprichosamente, a su libre albedrío y con una falta de transparencia que viene siendo una constante en el proceder de este alto cargo del Gobierno”, el gerente del SCS, José María Ostolaza.

En este sentido, el sindicato añade que “ni siquiera la Gerencia del Hospital Valdecilla es conocedora del concepto o actividad por el que se está abonando tan extraordinaria cantidad mensual”. A ello se suma la crisis económica, que “hace más grave la decisión tomada por el gerente del Servicio”.

“El señor Ostolaza está poniendo en marcha una política de recortes presupuestarios que aplica a la mayoría de sus empleados para favorecer a los propios privilegiados del gerente”, afirma CSIF, al tiempo que asegura que la Gerencia del SCS “no tiene reparo alguno en pagar productividades escandalosas mientras que escatima en la designación de sustituciones, abono de la acción social, plan de pensiones o infraestructuras”.

A juicio del sindicato, “ya ha llegado la hora de que los más altos responsables de la Sanidad de Cantabria pongan fin a estos abusos presupuestarios llevados a cabo con el dinero de todos los contribuyentes”. Estos “abusos” también “lesionan” la calidad de la asistencia sanitaria que se debe prestar a los cántabros.

Por todo lo anterior, CSIF pide al consejero de Sanidad, Luis María Truan, que “se interese” por la política de personal y presupuestaria de Ostolaza con el fin último de “remediar una situación crítica en la sanidad cántabra”.