16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

El SCS adjudica el contrato del transporte sanitario a la empresa Ambuibérica

Ha obtenido la mejor valoración conjunta de condiciones técnicas y económicas

Lunes, 16 de abril de 2012, a las 16:04

Santiago de Cossío, gerente del SCS.

Redacción. Santander
El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha adjudicado el contrato del transporte sanitario terrestre a la empresa Ambuibérica S.L, que presentó la oferta técnica y económica que obtuvo la mayor puntuación en el concurso convocado por la Gerencia de Atención Primaria.

Esta adjudicación, por un período de 48 meses, supone una mejora de la calidad en la prestación del servicio del transporte sanitario en Cantabria, ya que entre los requisitos técnicos exigidos se ha incluido una mejora de las ambulancias, del equipamiento y del número de horas de servicio.

A este concurso, convocado el 7 de febrero de este año por procedimiento abierto y tramitación ordinaria, con un presupuesto de licitación de 37.306.828 euros, concurrió también la empresa Amberne MRD-UTE, hasta ahora adjudicataria del servicio.

La Mesa de Contratación ha valorado los aspectos técnicos y económicos de cada propuesta, obteniendo una mayor puntuación la empresa Ambuibérica S.L., a la que se ha adjudicado el contrato en 35.960.00 euros.

Antes de resolver definitivamente el concurso, técnicos de la Gerencia de Atención Primaria del SCS han corroborado que la empresa Ambuibérica dispone efectivamente de los medios materiales exigidos en el pliego de prescripciones técnicas y ofertados en su propuesta.

De acuerdo con el convenio colectivo vigente, la nueva empresa adjudicataria tendrá que subrogar los contratos de los trabajadores con más de seis meses de antigüedad. La empresa que hasta ahora se encargado del transporte sanitario en Cantabria, Amberne MRD-UTE, cuenta actualmente con 316 trabajadores.

El SCS concibe el transporte sanitario integrado, de forma coordinada dentro del sistema asistencial, lo que se traduce en una optimización equitativa de los recursos, sin desigualdades en la prestación y protocolizada a través de normas y procedimientos de actuación a seguir en determinadas actuaciones. De esta forma, el transporte sanitario representa un eslabón más dentro de la estructura asistencial que el SCS establece en torno al paciente, marcada por la calidad de la prestación como razón de ser.