Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Sábado, 30 de noviembre de 2013, a las 14:34
Redacción. Sevilla
La oficina de atención virtual del Servicio Andaluz de Salud (SAS) [email protected] (http://bit.ly/oficina_virtual), ha gestionado 13.397 solicitudes de cita previa de personas mayores para vacunarse contra la gripe desde el inicio de la campaña el pasado 15 de octubre. El número de citas pone de manifiesto la elevada aceptación de esta prestación puesta en marcha este mismo año.

José Luis Gutiérrez, gerente del SAS.

 

La oficina de atención virtual del SAS  –que ya permite trámites como petición de cita previa con el médico de familia o pediatra, solicitud de la tarjeta sanitaria, consulta de historia digital, cambio de datos personales o información sobre la situación en lista de espera quirúrgica— ha ampliado así sus prestaciones y la accesibilidad de la ciudadanía a los servicios sanitarios.

Cuando el usuario entra en la aplicación [email protected] con sus datos (nombre, DNI y número de tarjeta sanitaria), le aparecerá la opción para solicitar cita para la vacunación antigripal. Si la persona que accede tiene menos de 65 años esta opción no estará habilitada.

Asimismo, la personas mayores de 65 años pueden pedir cita previa para la vacunación a través del servicio telefónico Salud Responde (902 505 060), operativo a cualquier hora todos los días del año, incluido los festivos. Los enfermeros que trabajan en este servicio podrán indicar fármacos de manera telemática para aliviar los síntomas gripales en aquellos casos de pacientes con síntomas leves.

Salud Responde también facilita cita previa con el médico de familia o pediatra si el paciente requiere atención facultativa programada, o lo deriva a los servicios sanitarios de urgencia si fuese necesario.

Campaña vacunación

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales comenzó, el pasado 15 de octubre, la campaña de vacunación de la gripe para población de riesgo en 1.548 puntos de vacunación, para lo que se han adquirido 1,2 millones de dosis tras una inversión de 4,5 millones de euros.

En este grupo de personas se incluye a mayores de 65 años, así como a los ciudadanos de cualquier edad con determinados problemas crónicos de salud, ya que la gripe podría agravar su patología, con complicaciones respiratorias severas, de corazón, cáncer y alteraciones del sistema inmunológico o metabólico. Junto a esto, es recomendable la vacunación de personas que estén en contacto frecuente con estos colectivos y de profesionales de la salud y de los servicios comunitarios, tanto para su propia protección como para evitar el riesgo de contagio hacia los usuarios que atienden; además de las mujeres embarazadas, en cualquier momento de su gestación, con el objetivo de prevenir la gripe en ella y en el futuro recién nacido.

Asimismo, y por tercer año consecutivo, se cubrirá en la población de personas mayores la vacunación frente al neumococo, ofreciéndose un año más de cobertura (hasta los 71 años).

Balance 2012-2013

La actividad gripal en España en la temporada pasada, al igual que en Andalucía, fue moderada y se asoció a una circulación predominante de virus de la gripe B. Concretamente, la tasa acumulada en el periodo 2012-2013 fue de 1.601 casos por 100.000 habitantes, lo que supuso un ligero descenso (7,3 por ciento) en comparación con la campaña previa.
El grupo de mayores de 65 años volvió a ser el menos afectado, gracias a su inmunidad adquirida y la vacunación sistemática de esta población. Hasta el momento, la cobertura de vacunación en este grupo de población se eleva ya al 43 por ciento.

La vacuna antigripal recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el hemisferio norte es nuevamente trivalente, es decir, que ha demostrado su capacidad protectora tanto para el virus AH1N1 (gripe porcina o gripe A), como frente a otras dos cepas estacionales (una segunda del tipo A y otra del tipo B).

Las campañas de vacunación de la gripe se iniciaron en Andalucía en 1985 con el objetivo de evitar o minimizar las complicaciones que esta enfermedad puede ocasionar en los grupos de riesgo. Desde entonces, han supuesto la administración de más de 28 millones de dosis.