Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El SAS pierde 9.000 sanitarios por la tasa de reposición

El sindicato asegura que la tasa solo se recuperarán 1.407 profesionales con la oferta de empleo público

Miércoles, 13 de agosto de 2014, a las 14:39
Redacción. Sevilla
El sindicato de Enfermería Satse ha denunciado la “pérdida de cerca de 9.000 efectivos sanitarios entre los años 2012 y 2013” en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) por jubilación, fallecimiento o excedencia, ya que dichas plazas “no han sido cubiertas por el mantenimiento de la tasa de reposición del 10 por ciento en los servicios sanitarios impuesto por parte del Gobierno central”.

El SAS ha perdido en dos años solo por motivos de jubilación, fallecimiento o excedencia 8.917 puestos de trabajo, de los que 1.650 corresponden a Enfermería. En concreto, durante el ejercicio de 2012 se perdieron 5.693 efectivos sanitarios, de los que 898 corresponden a Enfermería, y durante 2013 se perdieron 3.224 puestos, de ellos 752 enfermeros, denuncia Satse en un comunicado.

Junto a ello, el sindicato lamenta que “de las 8.917 plazas perdidas en los dos últimos años, con la convocatoria de la oferta pública de empleo para 2014 tan solo se recuperarán 1.407, de las que 377 son para Enfermería”, de forma que advierte de que “7.510 efectivos sanitarios se perderán definitivamente”.

Para Satse, esta situación se ve “agravada aún más al contar con una plantilla precaria, que además está integrada por unos 6.000 profesionales eventuales contratados a tiempo parcial, con contratos al 75 por ciento de jornada e inferior”.

Peor ratio de Enfermería y de camas por habitante

Otros datos criticados por Satse se refieren a que Andalucía presenta la “peor ratio de profesionales de Enfermería por habitante en hospitales del Sistema Nacional de Salud•, con 2,6 enfermeras por cada 1.000, y la “ratio más baja de camas por habitantes”, con 1,7 por cada 1.000. En su opinión, “la sanidad andaluza necesitaría al menos 3.200 profesionales de enfermería más en hospitales para alcanzar la media nacional de tres por cada 1.000 habitantes”.