Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El SAS deriva ‘bajo cuerda’ recursos públicos a la privada

Critica que los contratos a tiempo completo se hayan transformado al 75 por ciento

Miércoles, 23 de octubre de 2013, a las 12:35

Redacción. Granada
Un año después de que el Sindicato Médico de Andalucía convocara una huelga en el Sistema Sanitario Público Andaluz, su delegación de Granada ha hecho balance de la situación de los profesionales sanitarios desde entonces hasta la actualidad.

Vicente Matas, miembro del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada.

El Sindicato Médico de Granada (Simeg) ha criticado que las consecuencias “nefastas” que ha supuesto la transformación de los contratos a tiempo completo al 75 por ciento. El Simeg señala que esta medida, “inédita en toda España”,  era justificada por la Consejería de Salud como una manera de evitar despidos masivos y así mantener el empleo público en Sanidad en contraposición al resto de las comunidades.

“El tiempo ha venido a destapar la demagogia de tan insostenible discurso”, apunta el sindicato. “En todo el Sistema Nacional de Salud se han perdido algo más de 12.000 empleos, siendo la comunidad Andaluza con 7.000 la que de largo ha liderado este triste ranking”.

El Simeg también alerta de que “las listas de espera se han disparado hasta cotas no conocidas hasta ahora, llegando en muchas especialidades a ser de hasta un año y prácticamente la totalidad de ellas tienen pacientes fuera de los plazos establecidos en el Decreto de Garantías Andaluz”. El sindicato granadino critica además que “la Consejería  sin concierto alguno oferta las listas de espera a la privada”, una decisión que a juicio del Simeg “no puede ser más incoherente ya que al mismo tiempo que mantiene a un ejército de eventuales al 75 por ciento, y critica la privatización del Sistema Sanitario en otras comunidades, bajo cuerda, deriva recursos públicos a la privada”.

“A poco que se hagan cuentas la Consejería, continua, debería reconocer que la contratación al cien por cien de todos ellos le saldría más rentable tanto económica como políticamente”.