14 dic 2018 | Actualizado: 16:20

El SAS asegura que las subastas no están generando desabastecimientos

Indica que existen los mecanismos necesarios para solventar situaciones puntuales de faltas momentáneas

jue 09 abril 2015. 20.10H
Redacción. Sevilla
El director gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda, ha tachado de "absolutamente falso" que existan "desabastecimientos" en las farmacias andaluzas, al tiempo que asegura que las declaraciones en contra "pretenden confundir a la ciudadanía y suponen una irresponsabilidad al manipular la información sobre este procedimiento".

José Manuel Aranda.

A través de un comunicado, Aranda niega que "existan desabastecimientos que hagan peligrar los tratamientos de los pacientes", ya que la normativa --tanto la nacional para los medicamentos financiados por la sanidad pública como la que regula los procesos de selección pública de medicamentos en Andalucía--, establece los mecanismos necesarios para solventar situaciones puntuales que pudieran producirse ante la falta momentánea de una presentación específica.

Declaraciones como las realizadas tanto por representantes de la Confederación Empresarial de Oficinas de Farmacia de Andalucía (Ceofa) como del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el marco de una jornada sobre 'Sensibilidad y equidad en el acceso al medicamento en Andalucía' celebrada en Sevilla, suponen "un nuevo ataque" al Gobierno andaluz que "ha apostado por fórmulas de gestión innovadoras como la selección pública de medicamentos, conocida como subasta de fármacos, frente a las medidas de austeridad y recortes que se están realizando en comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular y alentadas desde el Gobierno central".

Según Aranda, la selección pública de medicamentos de Andalucía se desarrolla en el marco de la Ley de Farmacia de Andalucía y "cumple" con la Ley estatal de garantías y uso racional de medicamentos, toda vez que afirma que el procedimiento andaluz "tiene el respaldo además de entidades colegiales y profesionales como la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen)".

"Estas entidades han subrayado que la subasta de fármacos facilita el seguimiento del tratamiento por parte de los pacientes al utilizar el mismo envase para el mismo principio activo y así evitar posibles confusiones", añade.

En este sentido, Aranda precisa que antes era la farmacia la que decidía el fabricante del medicamento que el médico prescribía y por consiguiente el cambio de embalaje del medicamento era la práctica habitual. Actualmente, la farmacia debe dispensar siempre un mismo fabricante de dicho medicamento y por tanto "se garantiza que el embalaje sea siempre el mismo y así se evitan las posibles confusiones por parte de los pacientes y se garantiza su seguridad".

De este modo, asegura que las declaraciones en contra de la selección pública de medicamentos "pretenden confundir a la ciudadanía y suponen una irresponsabilidad al manipular la información sobre este procedimiento". Tanto los responsables políticos como los portavoces de la industria y sectores empresariales farmacéuticos que critican este procedimiento "son conocedores de que no se produce ningún perjuicio para la ciudadanía".

Al contrario, aclara el gerente del SAS, las selecciones públicas de medicamentos andaluzas se rigen por las leyes del comercio y permiten dispensar en las farmacias los medicamentos prescritos libremente por los facultativos al menor coste posible para los ciudadanos.

Las críticas a este procedimiento, "transparente, competitivo y pleno de garantías y que tiene como objetivo de ahorro unos 200 millones de euros al año, no son más que una muestra de que lo que defienden son intereses comerciales y de la industria, y no los beneficios que este procedimiento aporta a la ciudadanía y a la Administración", manifiesta.

Por último, Aranda subraya que todos los medicamentos incluidos en la selección pública andaluza "están en el catálogo nacional, aprobado y autorizado por la Agencia Nacional de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad".