19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El Santa Lucía pilota una nueva sala de espera para las altas

Es un beneficio para los usuarios que reducen su permanencia y tiempo de contacto con otros enfermos en un entorno hospitalario

Jueves, 13 de noviembre de 2014, a las 19:52
Redacción. Cartagena
La nueva Sala de Espera de Altas Hospitalarias del hospital Santa Lucía tiene como objetivo, según explica el director médico del Área II de Salud, José Sedes Romero, "ubicar, de modo confortable y controlado por personal sanitario, a las personas que ya cuentan con su informe de alta hospitalaria tras un ingreso en el hospital de Santa Lucía y que están a la espera de que los recojan familiares, cuidadores o ambulancias", según han informado fuentes sanitarias en un comunicado de prensa.

Tomás Murcia, gerente del complejo.

Supone, de una parte, un beneficio para los usuarios que reducen su permanencia y tiempo de contacto con otros enfermos en un entorno hospitalario y, de otra, un paso más en el plan funcional de mejora del proceso de hospitalización del Complejo Hospitalario de Cartagena para los usuarios del Área II de Salud.

El nuevo dispositivo no es solo un espacio físico sino que conlleva la adopción de un nuevo modelo organizativo que tiene especial impacto en los servicios quirúrgicos, de Urgencias, Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de Santa Lucía y que redundará en una mayor agilidad para la ubicación de sus pacientes en planta.

De esta manera, se podrá proporcionar una oferta escalonada de camas en el hospital de Santa Lucía a lo largo de la mañana y activar de manera coordinada los circuitos e intervenciones de todos los profesionales implicados.
La nueva sala de espera se encuentra ubicada en la primera planta, junto al Bloque Obstétrico, y tiene capacidad al menos para doce sillones, explica José Sedes que en ella, los usuarios ya dados de alta pueden contar con apoyo permanente del personal de enfermería y también con un médico localizado.

Nuevo modelo de urgencias

En enero de 2014, el hospital de Santa Lucía comenzó a implantar un nuevo modelo funcional en su Servicio de Urgencias con el objetivo reducir los tiempos de espera de los pacientes y, en la actualidad, "nos encontramos dentro de los estándares de calidad que marca la Sociedad Española de Emergencias SEMES".

Los usuarios del Área II de Salud han disminuido en una hora su permanencia en Urgencias en estos meses y, a pesar de atender a más pacientes, 205 de promedio frente a los 170 diarios de promedio en el 2013, tenemos un menor índice de ingresos, un 17,40 por ciento frente al 18,46 por ciento del año anterior, y un menor número de reclamaciones, ya que hemos pasado de 259 en 2013 a 154 en 2014.

Además, en marzo de este año adoptamos un nuevo modelo de identificación digital de los pacientes, sin papeles y con soporte informático, lo que ha contribuido a ganar eficiencia y a dotar al servicio de una mayor agilidad. En el mes de junio de 2014, con el traslado del servicio de Psiquiatría al hospital de Santa Lucía se produce la integración de la atención urgente del paciente psiquiátrico dentro del servicio con total normalidad".

De otra parte, el servicio de Urgencias del hospital de Santa Lucía seguirá contando, cuando sea necesario y la frecuentación en la atención de urgencias lo aconseje en los momentos de presión asistencial, con el apoyo de la Unidad de Preingresos que dispone de 30 camas para pacientes en tránsito para planta y contando con la colaboración de los distintos servicios del hospital.

Urgencias del Rosell

Por su parte, las instalaciones del hospital del Rosell acogían en el mes de julio la reubicación del Servicio de Urgencias de Atención Primaria de Virgen de la Caridad lo que ha supuesto una mejora indudable en la gestión y la asistencia de los usuarios del Área II de Salud al estar ubicados los efectivos sanitarios en unas mismas instalaciones".

Desde el punto de vista asistencial, estos dos puntos de atención en el Rosell están convirtiendo al recinto en un centro de atención integral a la urgencia y emergencia, con alta capacidad de resolución n patología menos compleja, y en pleno casco urbano.