Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:55

El Salud retira el complemento de atención al público a las auxiliares de enfermería de AP

El sindicato cree que esta medida vulnera las normas establecidas en la negociación colectiva

Martes, 07 de junio de 2011, a las 17:27

Ana Sesé, gerente del Salud.

Redacción. Zaragoza
El sindicato CCOO ha denunciado que el Servicio Aragonés de Salud (Salud) ha decidido “de forma unilateral” retirar el complemento de “atención al público” a las auxiliares de Enfermería de Atención Primaria, que vienen percibiendo desde el Acuerdo Profesional Sanitario del año 2005.

Ese acuerdo, afirma el sindicato en un comunicado, supuso el reconocimiento de la labor desempeñada por estas profesionales y, en términos generales, consiguió establecer una paz social en las relaciones laborales del organismo público después de años de conflicto.

Según la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios (FSS-CCOO Aragón), el organismo autónomo ha tomado esta decisión al considerar, después de varios años, que el complemento no debía abonarse a este colectivo, puesto que estaba pensado para la retribución del personal administrativo.

Sin embargo, el sindicato defiende que se aplicó también a las auxiliares de Enfermería para retribuir las funciones desempeñadas en los procesos de citaciones, extracción de muestras, almacén, farmacia, atención directa y otras que resultan fundamentales en los centros de Atención Primaria, sobre todo en los grandes.

El responsable de Acción Sindical de la FSS-CCOO Aragón, Pablo Jorge, considera esta medida “una segunda ola de recortes” que es “inadmisible”, porque además de suprimir un derecho adquirido por estas trabajadoras, “la Administración vuelve a hacer pequeños ajustes presupuestarios que suponen grandes recortes en los salarios de las categorías profesionales que menos cobran”.

Por otro lado, el sindicato asegura que vulnera las normas establecidas en la negociación colectiva, puesto que se ha llevado a cabo “de manera unilateral” y sin informar a los legítimos representantes de los trabajadores, “lo que, además de un acto reprobable, deja al personal afectado en una situación de indefensión”.