Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:20

El Salud adquiere TAC para Teruel y Alcañiz

Va a permitir realizar estudios angiográficos que sustituyen técnicas más invasivas

Miércoles, 24 de septiembre de 2014, a las 13:59
Redacción. Teruel
El Gobierno ha adquirido los nuevos equipos de radiodiagnóstico para los hospitales de Teruel, Alcañiz y Calatayud. La complejidad de estos aparatos de diagnóstico hace que se fabriquen expresamente para el centro donde van a estar ubicados, por lo que se podrán instalar en los centros hospitalarios aragoneses una vez que estén finalizados.

Ángel Sanz, gerente del Salud.

El Servicio Aragonés de Salud ha adquirido tres tomógrafos computerizados multicorte de 64 cortes o TAC para los Hospitales Obispo Polanco de Teruel, Hospital de Alcañiz y Hospital Ernest Lluch de Calatayud, así como dos mamógrafos digitales con estereotaxia para el Hospital Obispo Polanco de Teruel.

Los Servicios de Radiología de los hospitales de Alcañiz, Calatayud y Obispo Polanco cuentan en la actualidad con tomógrafos computarizados helicoidales monocorte, con una antigüedad superior a los 12 años, que ya no se fabrican y con escasez de piezas de repuesto. Además se habían producido algunas averías en los últimos meses.

A esto se suma que la tecnología de los equipos actuales no permitía la realización de determinadas técnicas diagnósticas, obligando en muchas ocasiones a derivar a los pacientes de estos sectores a otros centros sanitarios. La adquisición de los nuevos equipos multicorte, y concretamente los de 64 cortes, va a permitir realizar estudios angiográficos que en ocasiones sustituyen técnicas más invasivas como la angiografía. También permitirán realizar estudios de endoscopia virtual, como sería el caso del colon, que a diferencia de la colonoscopia convencional no es invasiva y tiene menor morbilidad. También evitará traslados de pacientes a hospitales de referencia, mejorando la cartera de servicios ofertada a los pacientes de estos sectores.

En lo que respecta a los mamógrafos de los que se dispone en Teruel, se trataba de aparatos con mucha antigüedad, que han presentado varías averías en los últimos años y para los que no se podía asegurar la disponibilidad de piezas de repuesto.