Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El riesgo ante posibles casos de ébola en el Principado “se considera muy bajo”

Se cuenta con un protocolo de actuación y un equipo de profesionales disponible para abordar un posible positivo

Jueves, 09 de octubre de 2014, a las 19:33
Redacción. Oviedo
Según la administración, Asturias está preparada para tratar un posible diagnóstico del virus del ébola, que ha señalado que el riesgo en la región "se considera muy bajo".

No obstante, hay un equipo de profesionales sanitarios voluntarios listo para intervenir, un protocolo de actuación establecido y unas instalaciones habilitadas en la quinta planta del viejo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en El Cristo.

Desde la administración se han extremado las medidas de precaución y ha sumado los recursos que tiene a su alcance. La Junta de Personal del HUCA se muestra satisfecha con el procedimiento puesto en marcha por el Servicio de Salud (Sespa) y colectivos médicos, como el Simpa, reconocen que, a priori, no se tiene por qué temer ninguna emergencia sanitaria.

El protocolo para el procedimiento de actuación ante sospechas de caso de enfermedad por el virus ébola (EVE) en Asturias se actualizó por última vez el pasado 12 de septiembre. En el documento se incluyeron todas las recomendaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por el ministerio. Incluye desde cómo abordar un caso sospechoso a cómo manejar a un paciente ya diagnosticado, cómo deshacerse de restos biológicos o cómo identificar a los contactos de riesgo que ha podido tener el paciente.

Los dos primeros pasos dados por la administración sanitaria, una vez publicado el documento, fueron determinar dónde se habilitaría el área de aislamiento y qué equipo de profesionales atendería a los enfermos infectados por el virus.

El área de aislamiento se instaló en la planta quinta derecha del viejo hospital general del HUCA. En segundo lugar se pidieron voluntarios entre los profesionales sanitarios para formar parte del grupo de emergencia. Los equipos están compuestos por médicos, enfermeras y auxiliares, en una proporción similar.