Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 14:35

El retraso en el diagnóstico, principal escollo del TDAH

El coste anual del trastorno en los pacientes no respondedores es de 6.200 euros

Lunes, 11 de noviembre de 2013, a las 16:58

Sandra Melgarejo / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Que se ha de incidir con mayor énfasis en la detección temprana del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una de las principales conclusiones de El TDAH en España, un informe elaborado por el Plan de Acción en TDAH (Pandah), impulsado por Shire. Este documento recoge el trabajo desarrollado en los tres últimos años por más de 200 especialistas en el trastorno en los ámbitos científico, asistencial, educativo, socioeconómico y de las asociaciones de pacientes.

Javier Urcelay, vicepresidente europeo de Shire; Fulgencio Madrid, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al TDAH (Feaadah); César Soutullo, coordinador del Pandah y director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra; y Luis Rojas Marcos, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos).

Desde que se detecta que el niño tiene un problema hasta que se diagnostica clínicamente el TDAH, pasan 16 meses de media. Según César Soutullo, coordinador del Pandah y director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra, “esto es debido a que todavía hay un gran desconocimiento sobre el trastorno”. De hecho, los resultados de una encuesta revelan que la gran mayoría de la población española (el 96 por ciento) no sabe qué es el TDAH, a pesar de que se estima que afecta a un 6,8 por ciento de niños y adolescentes, y a un cuatro por ciento de adultos.

Soutullo ha indicado que existen “bastantes dificultades en el circuito asistencial porque a los profesores y a los pediatras les resulta difícil identificar a qué profesional hay que derivar a estos niños”. Una vez detectado el TDAH e iniciado el tratamiento, “el trabajo no se continúa en la adolescencia y se pierde el seguimiento al pasar de Pediatría a Atención Primaria; en la edad adulta esto se acentúa porque el TDAH no se reconoce como un trastorno de adultos, aunque se sabe que hasta un 60-70 por ciento de los niños con TDAH continúa presentando síntomas en la edad adulta”, ha explicado el psiquiatra.

Los especialistas coinciden en que detectar a tiempo implica aumentar las posibilidades de éxito del tratamiento y reducir la aparición de otros trastornos. En este sentido, Soutullo ha detallado el coste anual del trastorno en los pacientes no respondedores al tratamiento es de 6.200 euros y de 3.900 euros en el caso de los respondedores.

Así, para evitar que el TDAH pase desapercibido o se detecte de forma tardía, los autores del informe recomiendan ofrecer más información y formación a escuelas, padres y médicos de Atención Primaria; definir un consenso multidisciplinar basado en la evidencia científica; incluir el cribado de TDAH en las revisiones periódicas de salud; e implementar programas de detección temprana.

Discriminación territorial

Fulgencio Madrid, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al TDAH (Feaadah) ha denunciado la “discriminación territorial” en la atención que reciben los niños con este trastorno. Por el momento, solo seis comunidades autónomas (Andalucía, Canarias, Castilla y León, La Rioja, Murcia y Navarra) cuentan con protocolos de coordinación entre Sanidad y Educación para el TDAH.

Estos protocolos incluyen las adaptaciones escolares específicas a las que se ha referido Luis Rojas Marcos, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos), como adaptar el tiempo de los exámenes y el ambiente de las aulas a sus necesidades. “Debe haber una legislación clara y concisa que se dirija a los afectados por el TDAH”, ha reivindicado.