Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El responsable de trasplante hepático de la Clínica de Navarra, ganador de la primera beca Senior

En Navarra el programa de donante vivo se inició en el año 2003 y se han realizado 21 intervenciones

Lunes, 26 de noviembre de 2012, a las 22:12

Redacción. Pamplona
El especialista en Medicina Interna y responsable médico del programa de trasplante hepático de la Clínica Universidad de Navarra, José Ignacio Herrero, ha sido el ganador de la primera beca Senior que otorga la Fundación Colegio de Médicos de Navarra. La beca, dotada con 2.500 euros, tiene como finalidad financiar una estancia en un centro de reconocido prestigio dentro de la especialidad correspondiente.

José Ignacio Herrero recibió la beca de manos de Mª Teresa Fortún y Rafael Teijeira, presidenta y vicepresidente del Colegio de Médicos de Navarra.

El doctor Herrero viajará hasta el Hospital Universitario de Northwestern, en Chicago con el fin de visitar su programa de trasplante hepático y adquirir experiencia en la evaluación de los candidatos a donante hepático vivo.

Según Herrero, “la evaluación del donante hepático vivo tiene connotaciones muy especiales, porque un sujeto sano se somete a una cirugía para intentar salvar a otro. En este procedimiento deben evaluarse de forma minuciosa los potenciales riesgos del donante y del receptor. No debemos olvidar  las repercusiones económicas, tanto de la exhaustiva evaluación del potencial donante vivo como del coste de la cirugía de donante y receptor”.

Necesidad de mejorar la evaluación del donante vivo

Los avances en trasplante hepático han llevado a un aumento progresivo de las indicaciones. “Sin embargo, este aumento en el número de indicaciones no se acompaña de un aumento en el número de donantes en la misma proporción, por lo que cada año un 10‑15 por ciento de los candidatos a trasplante hepático fallecen o salen de la lista de espera sin llegar a trasplantarse. Para intentar paliar este desequilibrio entre el número de candidatos a trasplante y el número de donantes se han puesto en marcha diversos programas de trasplante hepático de donante vivo”, ha explicado el especialista.

En Navarra el programa de trasplante hepático de donante vivo se inició en el año 2003, habiendo realizado hasta ahora 21 trasplantes. En España únicamente hay dos centros activos de trasplante hepático de donante vivo en adultos.

En la experiencia del programa de trasplante hepático de donante vivo de Navarra, recopilada hace dos años, menos del 50 por ciento de los donantes se consideraron válidos. Sin embargo, en otras series el porcentaje de donantes no válidos es menor. “Por este motivo una mejora en el proceso de evaluación de los donantes hepáticos debe seguirse de una mejor selección de los donantes, aumentando la seguridad tanto para los donantes como para los receptores”, ha subrayado.