Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

El Puerta de Hierro crea unidades periféricas de seguridad del paciente

La supervisora de Calidad analiza los primeros resultados para Publicación de Directivos de la Salud

Martes, 21 de octubre de 2014, a las 16:06
Javier Barbado. Madrid
El Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda ha convertido la seguridad del paciente en una de sus prioridades al crear una Comisión de Seguridad centralizada y dos unidades periféricas en Pediatría y Urgencias con previsión de una tercera en Cuidados Intensivos.

Según ha explicado a Redacción Médica la supervisora de Calidad del centro, la enfermera Begoña de Andrés, la idea de la Dirección pasa por designar a un responsable al mando de cada unidad (ya se ha llevado a la práctica al menos uno de estos nombramientos a finales de 2013) y extender estas plataformas al mayor número posible de servicios hospitalarios que, además, se autoevaluarían con periodicidad para garantizar su eficacia y eficiencia a largo plazo.

 Begoña de Andrés, supervisora de Calidad del centro.

Estas unidades llevan a cabo –ha señalado De Andrés– tareas tipificadas en los protocolos de seguridad del enfermo como, por ejemplo, el recuento y supervisión de sondas urinarias, catéteres periféricos o carros de parada cardiaca, por poner solo algunos ejemplos. Y se incluye entre ellas, en efecto, el estudio de la percepción en materia de seguridad del paciente por parte de los profesionales sanitarios y también de los pacientes.

En los primeros datos disponibles de estos registros en el hospital, se descubre que más del 90 por ciento de los enfermos se siente seguro con las medidas de seguridad del paciente instauradas en el centro; asimismo, el 71 por ciento refiere haber sentido dolor durante su ingreso pero, al mismo tiempo, más del 90 por ciento asegura que ha sido controlado de forma conveniente por los profesionales.

Estos últimos, por su parte, ponen, en una escala del 0 al 10 al ser preguntados por cómo de seguros se sienten en el desempeño de su oficio, un 7,3 en el caso de las enfermeras y un 7,4 en el caso de las auxiliares de Enfermería. Pero si la misma pregunta se hace en las Urgencias, las enfermeras sienten un grado de seguridad del 5, y, las auxiliares de Enfermería, del 5,6. Esto es, depende del ámbito en que se pregunte hay cambios sutiles en la percepción de seguridad.

En cuanto al sistema interno de notificación de eventos adversos, el Puerta de Hierro-Majadahonda lo puso en marcha a finales de julio, y, desde entonces, acumula más de 300 entradas, el 60 por ciento de la cuales ha sido comunicado por personal enfermero.