Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 15:40

El PSOE reclama a Rudi que desarrolle la normativa que regula las prestaciones de los mayores

“Este Gobierno no tiene sensibilidad, ni la presidenta ni el consejero, con las personas mayores”

Lunes, 10 de junio de 2013, a las 17:23

Redacción. Zaragoza
La diputada del Grupo Socialista de las Cortes de Aragón, María Victoria Broto, ha reclamado al Gobierno autonómico que desarrolle una normativa que regule el conjunto de prestaciones del Sistema Público de Servicios Sociales, destinadas a personas mayores residentes en Aragón en cumplimiento del Catálogo y el Plan Estratégico del sector. Broto, que va a defender una moción en este sentido en el Pleno de las Cortes, ha recordado que hay 16.000 aragoneses que reciben la teleasistencia y 12.000 atención de ayuda a domicilio, personas tanto dependientes como no dependientes. Así, ha pedido que se regule la teleasistencia y la ayuda a domicilio para personas dependientes.

María Victoria Broto.

Broto ha exigido al Gobierno que desarrolle la Ley de Servicios Sociales para dar “una calidad de vida” a las personas dependientes y las que no lo son. Ha negado que se pueda hacer “más con menos”, como ha indicado en alguna ocasión el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván. “Esa ecuación no existe y queremos denunciar y lamentar, una vez más, que este Gobierno no tiene sensibilidad, ni la presidenta ni el consejero, con las personas mayores”, ha aseverado la parlamentaria socialista, en cuya opinión el Gobierno regional “engaña con los datos”.

Asimismo, ha criticado el “giro” que ha dado el Gobierno de Aragón en la aplicación de la Ley de la Dependencia a lo largo de esta legislatura, en especial la supresión de cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores y la decisión de plantear el cobro de una tasa por las revisiones del grado de dependencia. Así, ha señalado que este año hay 249 plazas menos en residencias y 1.370 plazas menos vinculadas al servicio. Ha considerado escasa la partida de cuatro millones prevista en el Plan Impulso 2013 para esta materia y ha expuesto que dotar estas plazas tendría un coste de 13 millones de euros. La diputada socialista ha añadido que, según el Imserso, hay 9.045 aragoneses esperando a recibir la prestación.

A su modo de ver, “es un retroceso tremendo, alarmante, es acabar con una Ley de Dependencia”, y ha recalcado que una de las prestaciones “fundamentales” que tienen las personas mayores actualmente es la derivada de la atención a la dependencia. Por último, María Victoria Broto ha expresado que la política de control del déficit “está teniendo una incidencia fundamental en colectivos más vulnerables”, entre los que ha citado a los menores y las personas excluidas, “pero las personas mayores, que se merecen lo mejor, están sufriendo en sus carnes con gran dureza la crisis”.