Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

El PSOE propone un plan de empleo específico para la sanidad y la investigación biomédica

Y apuesta porque el ‘Fondo de Emergencia contra la Pobreza’ se encargue de gastos de medicamentos de dependientes

Martes, 14 de mayo de 2013, a las 17:38

Redacción. Madrid
En las 49 páginas del ‘Plan de Reactivación Económica para salir de la crisis’ aprobado por la ejecutiva del PSOE, la sanidad y la biotecnología aparecen como sectores que deberían contar “con planes específicos de empleo”. Los socialistas también recalcan en el documento la necesidad de reforzar las partidas destinadas servicios sociales y la asistencia a las personas dependientes.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Dentro del apartado ‘Estrategia para impulsar el crecimiento’, el partido que lidera Alfredo Pérez Rubalcaba pone el énfasis en la urgencia de “reforzar” la Agencia de Evaluación y Calidad de las Políticas Públicas con un enfoque especial, entre otras cuestiones, en sanidad y dependencia. Ambos ámbitos también aparecen en su propuesta de “un gran Pacto de rentas” que cuente con la colaboración de Gobierno, grupos parlamentarios y comunidades autónomas con el fin de “establecer un determinado porcentaje de los presupuestos públicos en el trienio 2013-2015 para el mantenimiento de la sanidad y la educación como servicios públicos, universales y de calidad, pues constituyen una importantísima fuente de renta indirecta”. En este mismo apartado, el PSOE insta, de forma concreta, a “acordar” un plan urgente para las políticas de atención a la dependencia. En el ámbito municipal, el PSOE estima que una parte de los 1.000 millones de euros con los que debería estar dotado el ‘Fondo de Emergencia contra la Pobreza’ deberían destinarse a dotar a los ayuntamiento de “nuevos fondos” para atender, entre otros requerimientos, “programas de ayuda a domicilio y gastos de medicamentos para personas dependientes, especialmente mayores o con discapacidad, en riesgo de exclusión”.

I+D+i, pilar económico

La ‘estrategia socialista’ tampoco se ha olvidado de las políticas de I+D+i, y en este sentido, propone desarrollar el ‘Estatuto de Joven Empresa Innovadora’, previsto en la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Además contempla establecer “medidas específicas de apoyo” para la participación de empresas emprendedoras en los proyectos de I+D+I de las grandes compañías. Reactivar la economía pasa, en opinión del PSOE, por un impulso de estas políticas manteniendo el objetibvo del 3 por ciento del PON a alcanzar en 2020, y lograr la tasa del cien por cien de reposición del empleo público en el sector, “para dar oportunidad a los jóvenes doctores y estimular el inicio de la carrera investigadora”.