Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30

El PSOE pide que Palacios dé cuenta de lo que adeuda a organizaciones sociales, farmacéuticos y proveedores

Su portavoz sanitaria, Teresa Rosique, asegura que “el déficit supere los 1.100 millones”

Lunes, 17 de octubre de 2011, a las 22:11

Teresa Rosique.

Redacción. Murcia
La responsable de Sanidad y Política Social del Grupo Parlamentario Socialista, considera urgente que la consejera de Sanidad y Política Social, Mª Ángeles Palacios, dé cuenta en la Asamblea de lo que adeuda a las organizaciones sociales, a los farmacéuticos y a los proveedores en general.

Rosique ha señalado que la situación a la que el Gobierno regional tiene sometida a las organizaciones sociales, que desarrollan programas de política social, a los farmacéuticos y a los proveedores en general está abocando a situaciones límite a todos ellos. “Tanto desde las organizaciones sociales como desde colectivos como el de los farmacéuticos se están viendo obligados a denunciar públicamente que la situación de impago por parte de la Consejería de Sanidad y Política Social les ha llevado a tener que recurrir a créditos bancarios que han tenido que avalar con sus patrimonios personales”.

Irresponsabilidad

A esta situación se ha llegado por la irresponsabilidad de la Consejería, que a pesar de que en 2009 el agujero del Servicio Murciano de Salud era ya de 849 millones de euros de déficit y la deuda a proveedores alcazaba ya los 659 millones de euros no puso en marcha ninguna medida de austeridad para solventar esta ya difícil situación, sino todo lo contrario.
Esto ha provocado que dos años después el déficit supere los 1.100 millones de euros y la deuda a proveedores alcance los 1.000 millones de euros. “Lejos de eso, en plena época de crisis, los altos cargos del SMS han crecido como hongos y la consejera ha tenido que esperar a que la situación se haga prácticamente insostenible, para empezar a tomar medidas y deshacer la estructura de altos cargos del PP creada en los últimos años”.

Otro ejemplo “de la irresponsabilidad de la Consejería de Sanidad” es, para la diputada, que no ha sido capaz de atajar el gasto farmacéutico. Desde que en 2001, año en que se produjo el traspaso de transferencias de Sanidad hasta 2009, el gasto farmacéutico se duplicó, alcanzando la cifra de 441 millones de euros y en 2010, lejos de reducirse aumentó en 32 millones, “sin que la Consejería de Sanidad tomara ninguna medida al respecto”.
Los datos de 2010 así lo demuestran. La Consejería de Sanidad sólo aplicaba el uso de genéricos al 9 por ciento de los fármacos, cuando la media nacional estaba en el 20 por ciento.

Rosique añadió que “el agujero económico del Servicio Murciano de Salud está comiéndose por los pies el presupuesto de la Comunidad Autónoma”. La propia consejera reconoce que del montante de deuda que el Gobierno regional ha sacado al mercado, casi toda es para el Servicio Murciano de Salud, con un total de 319 millones de euros.

La parlamentaria ha indicado que la consejera debe dar explicaciones en sede parlamentaria con carácter de urgencia sobre el alcance de la deuda de dicha Consejería con todas las organizaciones sociales, colectivos y proveedores en general; “y, sobre todo, debe aclarar cómo piensa resolver este gravísimo problema”.