Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 10:00

El PSOE pide al Gobierno que no suprima 220 plazas de facultativos

Quedan vacantes como consecuencia de los procesos de jubilación voluntaria u obligatoria

Sábado, 20 de abril de 2013, a las 19:57

Redacción. Zaragoza
El PSOE ha reclamado al Gobierno de Aragón que no suprima las 220 plazas de facultativos en Aragón que quedarían vacantes como consecuencia de la ejecución de los procesos de jubilación voluntaria u obligatoria contemplados en el plan de ordenación de recursos humanos del Servicio Aragonés de Salud.

Eduardo Alonso.

En una nota de prensa, el diputado del PSOE Eduardo Alonso anuncia que va a interpelar al consejero de Salud, Ricardo Oliván, sobre la política de recursos humanos en materia sanitaria, dado que "se ha negado a dar la información relativa de las vacantes que existían ya sin ser ocupadas por los titulares, así como otras cuestiones de personal", ha apuntado.

Eduardo Alonso considera que este recorte de 220 plazas de facultativos en Aragón "tendría unas consecuencias nefastas sobre el sistema sanitario, el cual ya acumula una serie de recortes que van en detrimento de la atención al ciudadano".

"Resulta una decisión meramente economicista, en la línea de las decisiones que está tomando el gobierno de Luisa Fernanda Rudi en diferentes ámbitos", ha criticado Alonso.

En este sentido, el Grupo Socialista solicita además que la cobertura de dichas plazas se lleve a cabo mediante oposición en el próximo proceso selectivo.

El documento del Ejecutivo aragonés relativo al Plan de Ordenación de Recursos Humanos prevé la ordenación en materia de jubilación de personal funcionario y estatuario que preste servicio en los centros de instituciones sanitarias del Servicio Aragonés de Salud, de manera que se lleve a cabo la efectiva aplicación de la jubilación forzosa de su personal, al llegar a la edad reglamentaria, de acuerdo a necesidades organizativas.

Por último, el diputado socialista ha indicado que durante poco más de un año y medio de gobierno del PP se han cuadriplicado las listas de espera en los hospitales públicos, se han cerrado los centros de salud en Zaragoza los fines de semana con el consiguiente caos en las urgencias y se han cerrado los centros de salud entre semana por la tarde en Huesca.