Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El PSOE lamenta que “la única partida presupuestaria que sube es la destinada a conciertos”

Olagaray asegura que el PP ha introducido un cambio de modelo que “ha roto las garantías establecidas”

Viernes, 19 de abril de 2013, a las 10:53

Redacción. Logroño
El secretario de Sanidad del PSOE riojano, Julián Olagaray, ha afirmado que la región tiene "una sanidad enfermiza, que amenaza con llegar a un punto de no retorno en su proceso de degradación". Olagaray se ha referido a la situación y a la "radiografía" de la sanidad riojana, al cumplirse un año de la "contrarreforma sanitaria del PP", que ha supuesto "una ruptura de un consenso consolidado sobre la estabilidad del Sistema Nacional de Salud".

Julián Olagaray.

"El Gobierno del PP, de manera unilateral, partidista e interesada, ha introducido un cambio de modelo sanitario que ha roto las garantías de universalidad, de equidad, gratuidad y calidad que estaban establecidas en el marco jurídico vigente", ha indicado.

La administración central apuesta por "un modelo que pivota sobre el aseguramiento en perjuicio de un sistema de derechos", según este dirigente socialista, quien ha citado la introducción de nuevos copagos en numerosas prestaciones y el paso "preocupante" en su objetivo hacia la privatización.

Ha dicho que la evolución de la situación del Sistema Riojano de Salud tiene todos los paralelismos que se producen a nivel nacional, por lo que en La Rioja "se sufren" también nuevas formas de copago sanitario, como las prótesis externas y el transporte ambulatorio.

El Gobierno de La Rioja, en poco más de un año, ha dicho, "ha sido capaz de crear un conflicto fronterizo con los ciudadanos del País Vasco, mantiene cerrada una planta del Hospital San Pedro e infrautilizado el Hospital de La Rioja". "Resulta vergonzante comprobar como la única partida presupuestaria que sube es la destinada a conciertos, con una subida de un 25 por ciento con respecto a los presupuestos de 2012, hasta los 22 millones de euros, elevando al 30 por ciento del gasto sanitario en La Rioja el que escapa del control público", ha señalado.

También se ha referido a que la privatización del servicio de diagnóstico de imagen, de radiología, ha sido el último hito de la política privatizadora del Gobierno regional, cuyo presidente, Pedro Sanz, ha inaugurado hoy en Calahorra el centro de residencia de media estancia, "cuando los riojanos no tienen necesidad de pagar esto", ha precisado Olagaray.

Sus datos indican que existen "recortes" en los medios materiales y humanos del Sistema Riojano de Salud, lo que conlleva un "divorcio" entre los profesionales de la sanidad". A ello ha sumado una mesa sectorial "rota" por los "desplantes" de la administración, las "constantes" dimisiones en la Dirección de Atención Primaria y las dificultades que tienen los tutores de médicos interinos para desarrollar esta labor.