Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:35
Jueves, 08 de agosto de 2013, a las 13:14

Redacción. Zaragoza
La portavoz socialista en Servicios Sociales, María Victoria Broto, ha denunciado que el nuevo modelo de convenio que ha enviado el Departamento de Sanidad a las administraciones locales establece que sólo se les pagará las plazas de residencias concertadas que en este momento están ocupadas, y no hace ninguna referencia a que se cubrirán posteriormente las plazas vacantes.

María Victoria Broto.

Según ha asegurado Broto, la situación es tal que en residencias como “La Solana” de Aínsa (Huesca), con 34 plazas concertadas, el Gobierno de Rudi sólo pagará las 20 plazas que están ocupadas en la actualidad con el último convenio, dejando, por tanto, 14 plazas de residentes que han fallecido sin cubrir. La misma situación se reproduce en la residencia de Ariño (Teruel), con 13 plazas concertadas, de las que, sin embargo, sólo pagará las 8 que están actualmente ocupadas, dejando en el aire las otras 5.

Además, Broto ha criticado que este convenio, que el Gobierno de Rudi prometió firmar en el año 2012, plantea hacerse efectivo a partir de septiembre de 2013 y mientras tanto son las propias administraciones las que han tenido que hacerse cargo de las plazas ya que el Ejecutivo aragonés ha pagado con un tremendo retraso las plazas concertadas. “Es un nuevo ataque del Gobierno de Rudi, tanto para las personas mayores que se quedan sin prestación, como para las propias administraciones que están asumiendo todas esas plazas, para el empleo localizado y para las propias residencias que están ya ahogadas, ofreciendo servicios de los que tiene que responder el Gobierno de Aragón”, ha denunciado, al tiempo que ha apuntado que “nos tememos que a partir de ahora, conforme vayan falleciendo las personas, no se cubra el número de plazas vacantes, lo que repercute en una menor calidad de servicios de las residencias ya que también baja el número de profesionales”. “El Gobierno de Rudi tiene claro que tiene que dar cuenta ante Rajoy y basarse sólo en el cumplimiento del déficit, sin importarle destruir los derechos de los ciudadanos ni la destrucción de empleo, a pesar de ser el principal problema en la actualidad”, ha criticado.

En este sentido, la diputada socialista ha reprochado la “tomadura de pelo” de este nuevo modelo de convenio que evidencia el “abandono, la desidia y la desfachatez” del consejero Oliván que, a pesar de anunciar que dicho convenio estaría firmado en junio de 2012, “sigue demostrando que no asume sus propios compromisos y sigue abandonando a los más vulnerables: las personas mayores dependientes”. Broto ha lamentado que, desgraciadamente, lo ocurrido en la residencia “La Solana” de Aínsa, en la Comarca del Sobrarbe, que adoptó la drástica decisión de adscribir al régimen general desde julio a sus 20 usuarios con plaza concertada “se puede convertir en el ejemplo a seguir de todas las residencias público-concertadas, todo por la política del consejero Oliván, que supone un problema además para las instituciones, para los residentes y para los propios trabajadores”.

Ante esta situación, el Grupo Socialista ha presentado una iniciativa para su debate en la Comisión de Sanidad, Bienestar Social y Familia en la que insta al Gobierno de Rudi a que garantice la prestación del servicio de plazas de residencia tanto a personas mayores como para personas discapacitadas y a cumplir con lo previsto en el Acuerdo Marco de modo que se cumpla la Ley de Dependencia, a la vez que se mantenga el empleo localizado en las residencias del IASS, públicas concertadas y privadas.

Asimismo, el PSOE ha reclamado agilizar el pago de las cantidades pendientes a los titulares de las residencias estableciendo un límite de meses para pagar, de cara a que puedan planificar la tesorería en las administraciones de las mismas.