19 nov 2018 | Actualizado: 18:35

El PSOE denuncia la inseguridad jurídica y sanitaria de la reforma de la ley del aborto

Broto pide que “las mujeres no tengan que salir fuera de España”

Jueves, 25 de abril de 2013, a las 12:50

Redacción. Zaragoza
La diputada del PSOE en las Cortes, María Victoria Broto, ha criticado que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, haya planteado, "con la excusa de la crisis, una modificación ideológica" de la Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, "que nadie le ha pedido".

Broto.

Broto ha advertido de que los cambios propuestos por Gallardón pueden suponer "inseguridad jurídica y sanitaria" para las mujeres, además de que "atentaría" contra "sus derechos sexuales y reproductivos", por lo que el grupo socialista en el Parlamento aragonés ha registrado una proposición no de ley pidiendo la oposición de la Cámara a cualquier reforma de la legislación actual.

La diputada del PSOE ha recordado que la ley vigente se aprobó en 2010 "por todos los partidos políticos del Parlamento, menos el PP", ahora en el Gobierno, que la recurrió ante el Tribunal Constitucional (TC), órgano que todavía no se ha pronunciado.

Por eso, ha rechazado que el Ejecutivo central "quiera modificarla sin que el Constitucional haya decidido", para señalar que Gallardón "tiene en cuenta los planteamientos de la Iglesia" frente a lo que vaya a decir el TC, pero "en un Estado de Derecho la ley no puede estar sujeta a la moral". Broto ha subrayado que "las mujeres queremos decidir sobre la maternidad, somos libres, no lo necesitamos para que tome las decisiones por nosotras y no queremos que recorten nuestros derechos".

La parlamentaria ha argumentado que la modificación planteada por el Gobierno de la nación "penaliza el aborto y puede producir problemas sobre la salud y la vida de la mujer" y ha asegurado que "en 20 países europeos hay una ley de plazos", donde se puede abortar entre las semanas 14 y 24 de gestación.

 "No queremos que las mujeres tengan que salir fuera de España o pongan en riesgo su vida porque no posean unas garantías sanitarias" y ha apuntado que la ley española en vigor recoge la posibilidad de abortar hasta la semana 14 de embarazo y hasta la 22 en caso de problemas de salud de la mujer o graves problemas en el feto.

Además, plantea medidas en educación sexual, de prevención y para evitar que haya embarazos no deseados. Frente a esto, el ministro de Justicia plantea que, en caso de problemas de la mujer, "tiene que haber una constatación" de los mismos para evitar que "lo utilicen como excusa". Sin embargo, "nosotros queremos que decida la mujer, no queremos que nos interpreten", ha dicho Broto, para incidir en que Gallardón propone una reforma "que nadie le ha pedido, ni la sociedad, ni las mujeres".