19 nov 2018 | Actualizado: 08:25

El PSOE augura un recorte en Sanidad de 250 millones

Vergeles exige que se devuelva hasta el último céntimo que se les adeuda a los pensionistas por el copago farmacéutico

Domingo, 29 de diciembre de 2013, a las 14:33

José María Vergeles, secretario de Sanidad del PSOE extremeño.

Redacción. Mérida
El PSOE de Extremadura ha criticado que el Ejecutivo del presidente extremeño, José Antonio Monago, "está haciendo insostenible", desde el punto de vista sanitario y social, el modelo sanitario, "que están diseñando con una clara hoja de ruta hacia la desigualdad y la falta de justicia social", al mismo tiempo que advierte de que en 2014 se aplicará un recorte de "más de 250 millones".

El secretario de Sanidad del PSOE de Extremadura, José María Vergeles, exige que se devuelva "hasta el último céntimo que se les adeuda a los pensionistas en concepto de copago farmacéutico por parte de Monago" y "que se reabran las urgencias rurales tal y como estaban antes de junio de 2012". También pide que "se dote adecuadamente del personal a los centros sanitarios y que se abandonen proyectos que van claramente en la dirección de la privatización como la centralización de los laboratorios".

Vergeles ha señalado que en 2014 "se consolida el recorte" en los presupuestos de la comunidad. "No se invertirá ni un euro en infraestructuras sanitarias y se profundizará en medidas como el copago de medicamentos hospitalarios". A esto hay que añadir "recortes en la salud sexual y reproductiva, recortes en medicamentos y abandono de infraestructuras sanitarias construidas que se deteriorarán".

De este modo, el dirigente socialista ha instado a Monago a que "no deteriore más la atención sanitaria en Extremadura y emprenda cuantas acciones sean necesarias para que los extremeños y extremeñas puedan contar con un sistema sanitario que dé respuestas a las necesidades de salud que tienen".

Balance sanitario de 2013

El PSOE de Extremadura asegura que Monago, durante el año 2013, "no solamente ha consolidado los recortes sanitarios acometidos durante los años anteriores, sino que los ha aumentado". Vergeles ha manifestado que, en el balance del año sanitario 2013 en Extremadura, los extremeños han "seguido sufriendo recortes sanitarios que nos han llevado a menores niveles de igualdad y de justicia social".

"Monago ha seguido limitando el acceso de los ciudadanos a la atención sanitaria, recortando la participación ciudadana en la salud y recortando profesionales de la salud, sobrecargándolos y disminuyendo la calidad de la atención sanitaria", según Vergeles.

También ha destacado que a la población "se le ha seguido engañando con el copago farmacéutico, sin aplicarles el tope a los pensionistas hasta finales de año; se han mantenido el cierre de las urgencias rurales y las que han abierto ha sido de forma tan parcial que no se resuelven las necesidades de salud de las poblaciones"

"No se han cubierto numerosas jubilaciones o bajas de celadores, auxiliares de enfermería, enfermeros o médicos; los periodos vacacionales no se han cubierto en base a las necesidades de personal; se han rescindido contratos a médicos en Badajoz y Cáceres principalmente y se han planteado proyectos contrarios a Extremadura, como la centralización de laboratorios", apunta.

Asimismo, ha señalado que, en este último trimestre del año, Rajoy y Monago están acometiendo una "verdadera contrarreforma ideológica" de la salud sexual y reproductiva de la mujer: "anticonceptivos que han dejado de financiarse, técnicas de reproducción humana asistida que han dejado de formar parte de la cartera de servicios básica y ahora la brutal contrarreforma de la Ley del aborto".