16 nov 2018 | Actualizado: 09:00

El PSOE asegura que el Gobierno infrautiliza los recursos sanitarios públicos

Consideran que el Seris ya cuenta con los medios y los profesionales necesarios

Martes, 22 de enero de 2013, a las 18:15

Redacción. Logroño
El PSOE ha explicado que el Gobierno "continúa con su inexorable camino de privatización total de la Sanidad y el desmantelamiento del sistema público de salud". Así, explican, el pasado viernes el Boletín Oficial de La Rioja publicó el concurso abierto para la contratación de los servicios de diagnóstico de imagen, que incluyen la Radiología Convencional, la Resonancia Magnética y la Tomografía Axial Computerizada -TAC- con la finalidad de renovar la contrata que hasta de la que hasta ahora han sido beneficiarias varias mercantiles.

Julián Olagaray, secretario de Salud y Servicios Sociales del PSOE de La Rioja.

La renovación de esta contrata, "lejos de suponer un ahorro para los riojanos, representa un coste adicional al erario público ya que el Seris cuenta con los medios y los profesionales necesarios para prestar el servicio sanitario".

La nueva adjudicación "amplia la privatización de la asistencia sanitaria", al incluir como novedad con respecto a la anterior contrata, los equipos de TAC del Hospital San Pedro y del CARPA, así como los de Resonancia Nuclear Magnética de este mismo centro, "en detrimento de su gestión pública".

Con todo ello, continúan, los socialistas "no podemos comprender por qué si la Administración dispone de los recursos públicos suficientes, el consejero de Salud, José Ignacio Nieto, se empeña en privatizar los servicios haciendo que empresas privadas que únicamente buscan el beneficio económico se hagan cargo de la prestación de los servicios sanitarios, poniendo en riesgo la calidad asistencial". Igualmente, desde el PSOE denuncian ¡que las mercantiles beneficiarias de la contrata hagan uso de los medios materiales del sistema riojano de salud, materiales que son públicos y que van a ser utilizados por empresas para su rentabilidad empresarial, parasitando de los recursos de todos para beneficio económico de unos pocos".

El presupuesto total de 58 millones de euros en para los próximos ocho años representa "un despilfarro de dinero público, toda vez que la infrautilización de los recursos públicos hace mucho más costoso cualquier servicio de atención sanitaria". Para el PSOE, "lo cierto es que no está demostrado que estas iniciativas privatizadoras sean más eficientes. Al revés, pueden conllevar problemas de gestión, financiación, endeudamiento y sostenibilidad, y romper la equidad y la calidad del sistema nacional de salud".