16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

El PSOE presentará votos particulares en el Senado para evitar “pasos atrás” en la reforma de la ley contra el tabaco

Se opone a una moratoria de la norma y a la creación de cubículos en los locales de hostelería

mar 11 enero 2011. 18.23H

Redacción. Madrid
El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados ha respondido a la decisión adoptada por la Comisión de Sanidad del Senado sobre la reforma de la ley del tabaco. Y aseguran que “no habrá pasos atrás” en la reforma de la norma, por lo que trabajarán en el Congreso de los Diputados -donde la norma pasará su trámite final- para que entre en vigor el 2 de enero, prohíba los espacios para fumadores en la hostelería y permita las máquinas expendedoras de tabaco de las tiendas de conveniencia sólo en las que se ubican en las gasolineras.

Alberto Fidalgo, del PSOE.

Los ponentes de la Ley en el Congreso –Alberto Fidalgo, Guadalupe Martín y Concepción Sanz- han asegurado que el Grupo Socialista presentará votos particulares en el Senado y “en todo caso, trabajaremos para que en el trámite final en el Congreso prevalezca el interés primordial de la defensa del derecho a la protección de la salud de los ciudadanos sobre otros intereses corporativos y legítimos, pero que nada tienen que ver con el interés general de la salud pública”.

Los socialistas lamentan la “confusión” que pudieran producir las enmiendas aprobadas a instancias del PP en el Senado que, “además de ser profundamente lesivas para el objetivo de prevención del tabaquismo”, lo serían también, en su opinión, para los intereses del sector hostelero, dado que “de nuevo condicionarían la aplicación de la ley a la utilización del metro”, es decir, a la determinación de las dimensiones de los locales.

Gaspar Llamazares, de IU.

Protección de la salud frente a los intereses del PP

También ha opinado sobre este asunto el portavoz parlamentario de Izquierda Unida y presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, Gaspar Llamazares, ha mostrado su “firme voluntad” para que, como estaba previsto, la tramitación final de la proposición de ley por la que se modifica la ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo “cumpla sus objetivos de defender el derecho a la protección de la salud de la mayoría no fumadora y de prevenir la incorporación de los jóvenes al tabaquismo, frente a los intereses cortoplacistas y partidistas del PP, que quiere convertir todo en papel mojado con las enmiendas que han sacado adelante en el Senado”.