Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 11:40
Jueves, 02 de mayo de 2013, a las 17:26

Redacción. Sevilla
El vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, ha advertido este jueves de que si se confirma el recorte de 1.100 millones de euros por parte del Gobierno de la Nación para la atención a la dependencia conocida por los medios de comunicación se haría "inviable" la prestación de este servicio en Andalucía.

Mario Jiménez.

Jiménez se ha pronunciado de este modo durante una rueda de prensa en la sede regional del PSOE-A en Sevilla en la que ha pedido "explicaciones inmediatas" al Gobierno de la Nación y la convocatoria de la Conferencia Sectorial de Políticas Sociales para que informe si este recorte se va llevar a cabo.

Para el dirigente del PSOE-A, que ha estado acompañado en su comparecencia por el secretario de Organización del PSOE de Canarias, Julio Cruz, ese recorte en dependencia supondría la "condena a muerte" de esa política, que se ha considerado como el cuarto pilar del estado del bienestar y ha permitido cerrar el modelo social consagrado en la Constitución.

Ha sido una política que ha posibilitado, según ha indicado, atender a muchas personas que hasta entonces no eran atendidas y ha supuesto la generación de muchos puestos de trabajo. Ha lamentado que ante la oferta de pacto que ha hecho el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, al Gobierno central, la respuesta de éste haya sido "romper el consenso" para la protección de las políticas públicas de servicios sociales, especialmente, la dependencia.

Para Jiménez, ese recorte sería "demoledor" en términos de empleo y ha insistido en que no sería posible garantizar la prestación del servicio de dependencia en Andalucía. Ha puesto de manifiesto que mientras la Junta hace un esfuerzo para incrementar los recursos para la dependencia, como se ha visto con el decreto ley de lucha contra la exclusión social, el Gobierno central le da el "tajo". El número dos del PSOE-A ha querido dejar claro que los socialistas andaluces y la Junta van a defender con "uñas y dientes" esta política, porque es buena en términos de lucha contra la exclusión social y de creación de empleo.

Ha indicado que mientras no haya datos oficiales de ese recorte, la Junta no va a cambiar "absolutamente nada", tras ser preguntado sobre si se tendrán que replantear los fondos destinados a dependencia en el decreto ley de lucha contra la exclusión social. Para Jiménez, el Gobierno central, una vez más, falta el respeto a las comunidades autónomas, que son las prestadoras del servicio de dependencia, al tomar decisiones al respecto sin consultar ni discutir con ellas.