Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:50

El PSOE alerta de que la sanidad está dejando de ser universal, gratuita y pública con los recortes del PP

Los socialistas se muestran contrarios al copago farmacéutico y apuestan por incrementar los tributos al alcohol y al tabaco

Lunes, 22 de abril de 2013, a las 13:47

Redacción. Oviedo
La diputada socialista en la Junta General Pilar Alonso ha alertado este lunes de que la sanidad está dejando de ser universal, gratuita y pública con los recortes del Gobierno del PP.

Pilar Alonso.

Así lo ha dicho en rueda de prensa en relación con primer aniversario del Real Decreto de ajustes en sanidad aprobado por el Gobierno de España. La parlamentaria ha señalado, al respecto, que la sanidad es "un derecho" de la ciudadanía y "no una mercancía que solo puedan consumir quienes puedan pagarla".

De este modo, la diputada socialista ha puesto como ejemplo de buena gestión al Principado de Asturias y Andalucía, afirmando que el modelo de sanidad pública y universal, financiada con impuestos, es "más barato y eficiente" que el modelo privado que está incentivando el PP.

"Pretenden deteriorar, desprestigiar y desmantelar el sistema público de salud", ha dicho, señalando las "privatizaciones" que se están impulsando en Madrid, Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha. Y es que, según Pilar, el PP está buscando "otra burbuja" en el ámbito sanitario que sustituya a la construcción.

Pilar Alonso, que ha resaltado que fueron los socialistas quienes pusieron en marcha, desde el consenso, el sistema público sanitario, ha señalado que "no es cierto que la sanidad privada funcione mejor", apuntando que el sistema público tiene más personal, más recursos y ofrece una asistencia de mayor calidad.

Con todo, los socialistas defienden que los recursos destinados a sanidad no son un gasto sino una inversión, el acceso a la sanidad debe garantizarse como un "derecho de ciudadanía" y deben frenarse las privatizaciones para favorecer un pacto de Estado basado en la universalidad del sistema.

Desde el PSOE también se muestran contrarios al copago farmacéutico y apuestan por incrementar los tributos al alcohol y al tabaco, así como suprimir las deducciones por seguros privados, para garantizar la financiación del sistema.