13 nov 2018 | Actualizado: 17:10
Miércoles, 07 de agosto de 2013, a las 16:08

Redacción. Granada
El acuerdo sobre el acceso a las técnicas de reproducción asistida en el Sistema Público de Salud (SNS), aprobado en el pasado Consejo Interteritorial y en el que se estipula que es necesario contar con un diagnóstico de enfermedad para poder someterse a ellas, continúa siendo motivo de discrepancia política. El último en hacer referencia al tema ha sido el portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso, José Martínez Olmos, que se ha referido a la medida como “discriminatoria, sectaria e ideológica” por considerar que con ella se “veta” el acceso de madres solteras y lesbianas, a la vez que se favorece la creación de una “sociedad dual” en la que se diferencia entre quienes tienen recursos para tratarse en la sanidad privada y los que no.

José Martínez Olmos, prtavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso.

Martínez Olmos, para quien la decisión del Gobierno afectará “de manera notable” a los casi 700 tratamientos de fertilidad que la sanidad pública hace en Granada anualmente, ha criticado al Ministerio de Sanidad por “vetar” a lesbianas y mujeres solteras utilizando argumentos que “encarnan de manera paradigmática una idea pseudo-religiosa y sectaria”.

En cuanto a la aplicación de la medida, el portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso ha denunciado que con ella el Gobierno promueve una “sociedad dual” al no regirse el sector privado por la misma normativa. “La decisión favorece que la sanidad pública no responda a las necesidades de la sociedad”, ha afirmado añadiendo que “promueve un espacio de negocio en la sanidad privada” que, a su vez, provocará un aumento del coste de estas técnicas.

“Para el Gobierno y para la ministra hay mujeres de primera, que son aquellas que conforman la familia tradicional y tienen marido, y otras que por no formar parte de ese modelo son consideradas mujeres de segunda”, ha manifestado, calificando esta postura como propia de “una derecha trasnochada”

Martínez Olmos, que se ha preguntado “¿qué criterio medico utiliza la ministra para afirmar que las mujeres solas y el colectivo de lesbianas no pueden acceder a la reproducción asistida?”, ha considerado entendible que se apliquen criterios de selección en función de elementos como la edad. No obstante, hacerlo por la falta de varón desvela “el planteamientos sectario del Gobierno”, ha indicado.

El diputado socialista ha valorado que la Junta de Andalucía haya anunciado que no excluirá a nadie del servicio público por razones sociales, de opción sexual o de no tener una pareja. También ha avanzado que el Grupo Parlamentario Socialista planteará nuevas propuestas para hacer posible en el Congreso que todos los grupos apoyen el mantenimiento de estas prestaciones dentro del Sistema Nacional de Salud.

"De no ser así, estaremos construyendo una sociedad dual, con una sanidad para quienes tienen recursos y otra para quienes no los tienen", ha concluido.