Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 16:15

El PSOE advierte de que Monago está tomando medidas farmacéuticas “sin avisar a los ciudadanos”

Ninguna iniciativa sobre el uso adecuado de los medicamentos, según José María Vergeles

Domingo, 09 de junio de 2013, a las 13:31

Redacción. Badajoz
El secretario de Sanidad del PSOE extremeño, José María Vergeles, ha advertido de que el Gobierno regional del popular José Antonio Monago, está tomando medidas farmacéuticas "sin avisar a los ciudadanos".

José María Vergeles.

En concreto, se ha referido a que dicho ejecutivo "no sólo no ha tomado ninguna medida para la utilización adecuada de los medicamentos, sino que las medidas que ha puesto en marcha sólo han trasladado el gasto farmacéutico a los ciudadanos o ha restringido el uso de ellos".

Ha indicado de este modo de que la Administración autonómica "solamente ha utilizado medidas que trasladan el gasto farmacéutico a los ciudadanos, sin tomar ninguna para que los medicamentos se usen cada vez de forma más adecuada". También se están tomando medidas que "restringen el uso de los medicamentos por los ciudadanos", ha añadido.

Ha añadido que "existen fórmulas para que cada vez se utilicen de forma más eficiente los medicamentos, como son la formación, el acceso a la literatura científica, los programas de atención al paciente con enfermedad crónica, la utilización de la tecnología como el chip de la tarjeta sanitaria, la evaluación de los nuevos fármacos que se incorporan al mercado", informa en nota de prensa el PSOE extremeño.

Sin embargo, según Vergeles, "no" se están llevando a cabo "ninguna" de estas medidas, y los presupuestos para la formación en salud, para las bibliotecas sanitarias "han caído de forma alarmante en los últimos presupuestos de 2013". Esto lo que produce es que los profesionales, ha indicado, "no puedan utilizar los conocimientos científicos para la atención a sus pacientes y está demostrado que aumenta el gasto farmacéutico y sanitario".

El responsable de sanidad del PSOE, asimismo, añade que recientemente, además de "eliminar" medicamentos de la receta electrónica, "se ha configurado la receta electrónica, para que por defecto dure tres meses, en lugar de 12 meses como duraba hasta hace unas semanas".

Ha insistido así en que "recientemente" ha sido también "cesado" en sus funciones al farmacéutico que evaluaba, junto a otros profesionales, en un trabajo en red, los nuevos fármacos que se incorporan al mercado. Esto, según Vergeles, "es un nuevo atentado contra la calidad de la atención sanitaria, un aumento de la burocracia de las consultas de Atención Primaria de Salud y una absolutamente incomodidad y peligro para los pacientes".

Responsabilidad

Por ello, el socialista llama a la "responsabilidad" del gobierno de Monago y pide que "se incrementen los presupuestos en la formación de los profesionales y en la biblioteca virtual de salud" y que se "dé prioridad" a la puesta en marcha de un programa de atención al paciente con enfermedad crónica.

También reclama que se emitan "todas las tarjetas sanitarias que faltan", que se analicen los medicamentos que se están "dejando de utilizar" por tener que pagarlos, y se tomen medidas para evitar la situación, además de que se devuelva a la situación de "partida" la receta electrónica y que se restituyan "las funciones de la evaluación de los nuevos medicamentos".

Restricción

Añade que, sin embargo, "a pesar de todas estas medidas de restricción en el acceso a los medicamentos por parte de la población que ha puesto en marcha el gobierno de Monago, el gasto farmacéutico solamente ha disminuido algo más de un 5 por ciento en el último mes", ha manifestado.

El responsable de Sanidad del PSOE advierte en este sentido de "que en los presupuestos del año 2013, Monago contempló una reducción brutal del presupuesto de farmacia, poniéndose en la hipótesis que el gasto farmacéutico se reduciría en un 25 por ciento". "Esto -añade- es muy grave y pone en riesgo que se pueda hacer frente al pago a la farmacia en el año 2013, cuestión de extrema gravedad y que puede llevar a desabastecimiento de numerosos fármacos, con el riesgo para la salud".

El responsable sanitario del PSOE ha declarado que "aún más preocupante es que ya hay personas que están dejando de tomar los medicamentos porque tienen que pagarlos o copagarlos, algunos de los que se están dejando de tomar son esenciales".

En cualquier caso, va más allá y señala que "el gobierno de Monago presume de la reducción del gasto farmacéutico, cuando se están dejando de dispensar en las farmacias el 20 por ciento de los fármacos que prescriben los médicos y ese porcentaje puede incluir medicamentos esenciales para el tratamiento de enfermedades graves, y el gobierno no ha analizado esto a pesar de habérselo pedido el PSOE en la Asamblea de Extremadura".

Y es que, según Vergeles, "el copago farmacéutico no ha reducido el gasto en medicamentos, lo que ha hecho es que este gasto pase a los bolsillos de los ciudadanos, y de forma especial a los de los pensionistas".