Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00
Miércoles, 10 de diciembre de 2014, a las 12:16
Redacción. Madrid
El diputado socialista en la Asamblea de Madrid Miguel Aguado ha lamentado la "carencia en atención psicológica" para tratar en la Comunidad de Madrid los casos de trastornos alimentarios y ha considerado que todavía "se puede avanzar aún mucho en materia de tratamiento y apoyo".

Miguel Aguado.

Es por eso que el PSM ha presentado en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid una revisión de las actuaciones en casos de trastornos de la conducta alimentaria, complementarios a los ya existentes, "Lo que hacemos es complementar, después de haber hablado con entidades, familiares, pacientes, cosas que deben corregirse o actuarse", ha explicado Aguado en un comunicado.

Así, el socialista ha reconocido que los trabajos para promover una alimentación sana, o los criterios impuestos en la Pasarela de la Moda de Madrid, son positivos, pero no suficientes para atender a personas que no quieren comer.

“Creemos que una carencia es la atención psicológica de estos trastornos. No hay psicólogos  y los centros de salud mental no están dando abasto", ha señalado el parlamentario socialista, quien ha explicado que en estos casos las familias se ven obligadas a acudir mayoritariamente a psicólogos privados, "lo cual es ya un elemento diferenciador entre quienes pueden permitírselo y quienes no pueden".

Tampoco hay, como en otras regiones, pisos tutelados que sirven de transición desde la enfermedad hasta normalizar la vida y otro factor importante es la necesidad de homogeneizar, a partir de iguales criterios pedagógicos, sensatos y técnicos, los al menos seis talleres de concienciación existentes en la Comunidad de Madrid.

"Tenemos en Madrid los médicos más prestigiosos, por eso necesitamos un comité científico, formado por estos médicos, que pueda asesorar, porque esta enfermedad va cambiando", ha subrayado el  parlamentario socialista, quien ha detallado que cada vez hay más versiones de enfermedades asociadas a la conducta alimentaria, como también se amplía la horquilla de edades a las que pueden afectar.