Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:05

El PSM denuncia una rebaja “notable” de la fianza a aportar por las adjudicatarias

Registra un escrito con las irregularidades detectadas en el concurso de los seis hospitales

Martes, 11 de junio de 2013, a las 16:35

Redacción. Madrid
El Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea ha registrado un escrito (suscrito por el diputado José Manuel Freire) en la Consejería de Sanidad denunciado las irregularidades detectadas en el proceso que ha iniciado el PP para privatizar seis hospitales públicos madrileños, al modificar los pliegos para decretar una rebaja notable de la fianza a aportar por las empresas adjudicatarias, ante la posibilidad de los interesados en hacer negocio no pudieran acreditar solvencia financiera. Además, mañana los socialistas presentarán dos recursos contenciosos administrativos, uno ante el TSJM contra la Consejería Sanidad y otro en los juzgados ordinarios contra el Sermas exigiendo la suspensión del proceso de privatización.

José Manuel Freire, portavoz del PSM en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa, tras la reunión de la Junta de Portavoces de la Asamblea, el portavoz del Grupo Socialista y secretario general del PSM, Tomás Gómez,  quien ha explicado que dicho escrito se presenta una vez que los socialistas hayan detectado una gran irregularidad en los pliegos de condiciones, que se traduce en una rebaja notable de la fianza a aportar por las empresas adjudicatarias respecto de las que ha considerado que “tiene todo el tufillo de que se haya producido un reparto previo en las adjudicaciones”.

El pasado 7 de mayo de 2013 se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCAM) y en el portal de la contratación pública de la Comunidad el concurso público para la contratación de la gestión, por concesión, del servicio público de la atención sanitaria especializada correspondientes a los Hospitales Universitarios Infanta Sofía, Infanta Leonor, Infanta Cristina, del Henares, del Sureste y del Tajo.

En los pliegos se indica que el licitador que haya presentado la oferta económicamente más ventajosa, estará obligado a constituir, a disposición del órgano de contratación, una garantía definitiva con una cuantía igual al 5 por 100 del importe de adjudicación del contrato (por diez años).

Sin embargo, el 3 de junio (cuatro días antes de la finalización del plazo para la presentación de plicas) la viceconsejera de Asistencia Sanitaria dicta una resolución con una supuesta corrección de errores al pliego, en la que se incluye que la garantía habrá de ser igual al 5 por 100 del importe anual de adjudicación.

De esta forma se permite que la fianza a favor de la Administración quede minorada a un 10 por ciento del importe del contrato adjudicado a cada entidad concesionaria.

En este sentido, Tomás Gómez ha explicado que el Gobierno del PP ha perdonado gran parte de la fianza a las empresas, y puso como ejemplo que si el contrato por adjudicación de los seis hospitales por diez años asciende a 4.679 millones de euros, las empresas deberían haber depositado 233 millones, pero que al minorar la fianza a un 10 por ciento por las dudas de solvencia económica, las adjudicatarias sólo tendrían que depositar 23 millones de euros, una notable diferencia.

“Nos preguntamos si tenía miedo la Consejería de Sanidad y el gobierno del PP, si tenía miedo el señor González a que las empresas no tuvieran recursos suficientes”, ha cuestionado Gómez, tras lo que ha subrayado la dudosa solvencia de las empresas que han resultado ganadoras de este concurso: Ribera Salud, al borde del concurso acreedores y con dificultades financieras graves, que posiblemente no tenía las posibilidades financieras suficientes para depositar el aval que exige la ley; Sanitas, que acude a la puja de la mano de El Corte Inglés; o el grupo HIMA de Puerto Rico, con una investigación federal… “Precisamente la sanidad americana no es el modelo que queremos para España. Y parece que el PP de Madrid se ha empeñado en traer a España el modelo sanitario de EEUU, un modelo en el que la Sanidad es para el que pueda pagarla”, apostillaba el líder del PSM.