Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

El PSM denuncia que la privatización sanitaria esconde un fraude a la hacienda pública

Critica que los costes fijos de la facturación inter centros se duplicarán

Miércoles, 22 de mayo de 2013, a las 18:49

Redacción. Madrid
El portavoz socialista en materia sanitaria en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, ha denunciado que el “aberrante” el plan de privatización de la sanidad madrileña que quiere lleva a cabo Ignacio González esconde “un fraude a la hacienda pública gravísimo”, ya que, tal y como la Consejería de Sanidad plantea la facturación inter hospitalaria, los costes fijos se duplicarán y el sistema de información de los flujos de pacientes y de atribución de precios a los servicios derivará en una engañosa facturación cruzada. En definitiva, la red de facturación inter centros se encarecerá artificialmente y “con conocimiento de causa”.

José Manuel Freire, portavoz de sanidad del PSM.

Según ha denunciado el parlamentario socialista en la Comisión de Sanidad celebrada en la Asamblea, lo que está en juego no es sólo la privatización de unos hospitales públicos que funcionan satisfactoriamente, sino que “estamos ante la privatización de toda la atención sanitaria especializada” que los hospitales de Arganda, Coslada, San Fernando, Parla, Aranjuez y San Sebastián prestan a una población total de 1.200.000 ciudadanos aproximadamente. Y ello alberga unas “trampas” en la contabilidad comparables a las que se producen en la Comunidad Valenciana y ya se están dando en poblaciones que tienen de referencia a los hospitales de Valdemoro o Torrejón.

Tal y como ha explicado Freire a las empresas que ganen los concursos para gestionar estos hospitales que el Gobierno del PP quiere privatizar no solamente se les dará el dinero para gestionar los centros que se les adjudiquen sino que, además, “recibirán cantidades millonarias a cuenta ante la posibilidad de que la población de esa zona pueda ser atendida fuera del hospital privatizado, bien porque éste no tenga medios o por elección del paciente”.

“Eso es una insensatez total porque significa darles dinero a los empresarios para que luego estos paguen, al cabo de año y medio, a la Administración Sanitaria por los servicios médicos prestados por los hospitales públicos”, ha señalado el diputado del PSM, para quien sólo cabe una conclusión: “Que la privatización que pretende el gobierno de González sería un fraude a la hacienda pública gravísimo”.

El punto clave a tener en cuenta, ha añadido, es que no sólo se van a privatizar estos centros sino que con estos contratos también se privatiza la caja sanitaria pública de la atención especializada de las poblaciones atendidas por estos hospitales. O lo que es lo mismo: privatizar parcialmente el aseguramiento sanitario de la Seguridad Social de estas poblaciones.