Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

El PSIB pide un sistema de información automática de las listas de espera

Los socialistas presentarán una proposición no de ley en la cámara autonómica

Lunes, 18 de agosto de 2014, a las 20:30
Redacción. Palma de Mallorca
“Situación grave”. Así califica el grupo parlamentario del PSIB que en Baleares existan, según sus datos, entre 120.000 y 130.000 personas en listas de espera para ser atendidas en el sistema de sanidad público en actividad quirúrgicas, consultas externas y pruebas complementarias. Por ello, los socialistas han anunciado la presentación de una proposición no de ley que demanda la puesta en marcha de un sistema de información automática.

En este sentido, el portavoz adjunto de la formación, Vicenç Thomàs ha explicado que su iniciativa exigirá que el Parlamento reciba, cada tres meses, información relativa a los tiempos de espera, la puesta en marcha de un sistema de información automática para los ciudadanos puedan saber en qué punto de la lista se encuentra y que se restituyan la figura del defensor del sistema sanitario y el decreto de demoras de tiempo máximo de respuesta en listas de espera.

Thomàs ha lamentado una “ocultación de datos de lo que hace el servicio de salud de los años 2011, 2012 y 2013, como un hecho insólito de la principal empresa pública” y que “no hay información ni cuantitativa ni cualitativa para los parlamentarios que la solicitan”.

Respuesta de los ‘populares’

En relación a estas críticas, la portavoz adjunta del grupo parlamentario ‘popular’ (PP), Margalida Prohens, ha señalado que es “muy poco creíble” que Thomàs, “el peor gestor sanitario que han tenido y tendrán Baleares”, ha apuntado, “dé lecciones".

“El PP está consiguiendo que tanto las listas de espera quirúrgica como las de consulta con especialista bajen”, ha dicho la política del PP, que ha añadido que se está incrementando “el número de intervenciones quirúrgicas en todos los hospitales” de la región. “(El Gobierno) lo está haciendo sin pagar peonadas, sin gastar de manera descontrolada como hacían ellos, y asumiendo una deuda de 800 millones de euros que nos encontramos al llegar”, ha dicho.