15 nov 2018 | Actualizado: 15:45

El PSIB acude a la Defensora del Pueblo para que investigue la muerte de Alpha Pam

Los socialistas exigen que sea devuelta la tarjeta sanitaria a los

Viernes, 31 de mayo de 2013, a las 15:49

Redacción. Mallorca
El portavoz del PSIB-PSOE, Vicenç Thomàs, ha solicitado a la Defensora del Pueblo que lleve a cabo una investigación     sobre los hechos acaecidos en relación a la muerte del joven senegalés, Alpha Pam, para exigir al Gobierno balear "asuma y depure las responsabilidades que se hayan podido generar".

Vicenç Thomàs

Así lo ha hecho saber Thomàs en rueda de prensa, donde se ha referido al escrito presentado por el PSIB donde  presentan queja y solicitud de investigación y de amparo ante la Defensora del Pueblo para los colectivos más desfavorecidos, en base a la defunción de Alpha Pam "estando solo, en su domicilio, sin que la hubiera sido diagnosticada su enfermedad y sin tratamiento específico de la misma", según expone el partido.

Asimismo, se reclama a la Defensora del Pueblo que emprenda una investigación "en relación a la aplicación práctica de la nueva normativa sanitaria realizada en los centros hospitalarios de las Islas Baleares, respecto a las personas que acudían a urgencias sin contar con la tarjeta sanitaria, para que el Gobierno asuma y depure las responsabilidades que se hayan podido generar".

Por último, en el tercer punto de la solicitud se insta a la Defensora del Pueblo a que exija al Gobierno el cumplimiento de lo establecido en el artículo 25 del Estatuto de Autonomía de Baleares de modo que tengan acceso a la tarjeta sanitaria todos los habitantes de las Islas, "incluidos los que se encuentran en situación irregular".

 El diputado del PSIB ha reclamado la derogación del Real Decreto que deja sin tarjeta sanitaria a los 'sin papeles', y ha exigido que puedan disponer de una asistencia sanitaria "que no está garantizada".

Thomàs ha vuelto a pedir  también la dimisión del consejero de Salud, Martí Sansaloni, por haber dejado sin tarjeta sanitaria a 20.000 personas que residen en el archipiélago balear, y que representan a un colectivo del 2% de la población "que se ha quedado desatendido", ha apostillado el portavoz socialista.