15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El PSE pide que Osakidetza facilite el historial clínico a todos los usuarios

los usuarios podrán acceder a toda la información, protegida en la Ley 41/2002

Viernes, 29 de noviembre de 2013, a las 11:23

Redacción. Vitoria
El grupo parlamentario del PSE-EE ha pedido que Osakidetza facilite el historial clínico a todos los pacientes que lo reclamen, así como a los allegados de quienes hayan fallecido, y que justifique las restricciones a las que se deba someter esa información por razones legales, "frente a la práctica habitual de denegar genéricamente todos los datos porque una parte de ellos estén protegidos por las leyes".

Blanca Roncal.

En un comunicado, la portavoz socialista de Salud, Blanca Roncal, ha informado de que ha recogido en una proposición no de ley la reciente recomendación del Ararteko en la que realiza un análisis sobre las "dificultades" de distintos ciudadanos para acceder a la historia clínica propia o a la de sus familiares fallecidos.

Según ha explicado Roncal, la recomendación se refiere a las limitaciones que se introducen en la práctica al derecho que tienen los usuarios de la sanidad pública a acceder a toda la información sobre la asistencia recibida, protegida en la Ley 41/2002 y lo previsto en el Decreto 38/2012.

En este sentido, ha explicado que las restricciones que se relatan se refieren a la interpretación que la Administración sanitaria hace sobre el derecho del usuario, tanto por la existencia de anotaciones subjetivas de los profesionales que se consideran "información de terceros" y, por tanto, limitada por la protección de datos, así como por la interpretación del interés que familiares de fallecidos puedan tener al reclamar dichos historiales.

"En la práctica, esto se traduce en que es la Administración sanitaria la que decide siempre cuándo ofrece la información que se le requiere, sin que siquiera una denegación sea motivada", ha explicado.

Además, ha destacado que cuando el reclamante es el propio paciente, "esta denegación puede suponer una limitación a la hora de adoptar nuevas decisiones sobre los tratamientos o profesionales que pueda requerir, así como por las reclamaciones que pudiera presentar en caso de no haber visto satisfecho su derecho a la salud".

"En el caso de parientes de fallecidos, salvo expreso deseo de estos, se limita también de hecho cualquier tipo de actuación posterior al fallecimiento", ha señalado.

“Máxima transparencia”

Tras recordar que los ciudadanos requieren "máxima transparencia" de las Administraciones públicas para poder ejercer sus derechos en todo lo que consideren, ha defendido que "no parece razonable que sea la propia Administración la que decida cuál de la información del ciudadano que obra en su poder puede ser facilitada al propio afectado o, en caso de fallecimiento, a sus familiares".

Por ello, ha reclamado que todas las Administraciones faciliten la información que les requieran los ciudadanos "con las únicas limitaciones establecidas expresamente por ley y suficientemente motivadas".

Roncal ha hecho extensible esta demanda a Osakidetza en relación a la historia clínica personal y, "en caso de que existiera algún tipo de limitación por afectar a datos de terceros, se facilitará el resto de sus datos clínicos, motivando expresamente las razones por las que se haya decidido eliminar parte de los mismos". El mismo criterio se seguiría para los allegados de pacientes fallecidos, salvo prohibición expresa previa de estos.