Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15

El PSE pide al Gobierno que facilite el acceso de los ciudadanos a la historia clínica

La medida pretende evitar las limitaciones que pretende implantar el ministerio

Lunes, 09 de diciembre de 2013, a las 13:16
Redacción. Vitoria
El PSE ha presentado una proposición no de ley (PNL) en la que solicita al Parlamento que inste al Gobierno a seguir garantizando “el derecho de las parejas conformadas por mujeres, o mujeres sin pareja” a recibir tratamientos de fertilidad en Osakidetza “en igualdad” con el resto de la población.

Blanca Roncal, parlamentaria del PSE.

La iniciativa, presentada por la parlamentaria Blanca Roncal, propone que el Parlamento rechace "de plano" cualquier exclusión o limitación de acceso a tratamientos de reproducción asistida de las parejas conformadas por dos mujeres, así como a mujeres sin pareja, por entender que suponen "un grave e injustificado quebranto del principio de igualdad en el acceso a las prestaciones públicas sanitarias".

Asimismo, los socialistas reclaman que la Cámara inste al Gobierno de España a la retirada del Proyecto de Orden que concreta y actualiza la cartera común básica de servicios asistenciales del Sistema Nacional de Salud (SNS) y, en todo caso, al Gobierno, así como a todas las comunidades autónomas presentes en el Consejo Interterritorial de Sanidad, a manifestar su criterio contrario al mismo.

Acceso a la historia clínica

La relacionada con el acceso a los tratamientos de fertilidad no es la única (PNL) presentada por Roncal. De este modo, ha sido admitida a trámite otra, relacionada con el acceso a la historia clínica, en la que se insta al Ejecutivo a facilitar a los ciudadanos toda la información clínica personal “con el único límite de los expresado por la ley”, así como permitir el acceso a la historia de familiares fallecidos “salvo en caso de prohibición expresa”.

La solicitud del grupo socialista viene dada por el análisis realizado por el Ararteko sobre las dificultades en el acceso a la historia clínica propia o de fallecidos. Sobre la situación actual, el texto denuncia que “la administración sanitaria es quien decide cuándo ofrece la información, sin que su denegación sea justificada”.