Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Martes, 23 de abril de 2013, a las 13:34

Redacción. Vitoria
El PSE ha anunciado que presentará una proposición no de ley en el Parlamento vasco "en defensa del derecho a decidir de las mujeres sobre sus cuerpos, sexualidad y reproducción" y ha manifestado que la modificación de la vigente ley de interrupción del embarazo prevista por el Gobierno central supondrá una "privatización de la ética pública", así como "un impacto en la sociedad muy negativo sobre la vida de las mujeres".

Idoia Mendia y Maite Berrocal, secretarias de Participación e Igualdad del PSE.

Las secretarias de Participación  y de Igualdad del PSE-EE, Idoia Mendia y Maite Berrocal, respectivamente, han presentado en rueda de prensa celebrada en Vitoria esta iniciativa contra la modificación de la vigente ley de interrupción del embarazo anunciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Berrocal ha afirmado que esta modificación pretende "contentar" a los obispos que "le exigen al PP el pago de los servicios prestados cuando agitaban las calles durante el mandato del Gobierno del PSOE", así como "un intento desesperado para desviar la atención de los sobres B, financiación ilegal y de los millones de personas en paro". En este sentido, ha defendido que la actual legislación "es el resultado de décadas de lucha de reivindicación" y advertido al Gobierno central del PP que "si persiste en ir de la mano de los obispos en la reforma del aborto, el PSOE exigirá la renuncia de los acuerdos del Concordato".

Asimismo, ha anunciado que los socialistas van a plantear iniciativas sociales para que haya movilizaciones en la calle, y en el caso del Parlamento vasco, presentará una proposición no de ley "en defensa del derecho a decidir de las mujeres sobre sus cuerpos, sexualidad y reproducción".

Mendia, por su parte, ha expresado la "clara oposición" del PSE a la modificación anunciada por Gallardón porque cree que supondrá una "privatización de la ética pública, tratando de imponer al conjunto de la sociedad española una moral absolutamente privada y de carácter religioso". Según ha denunciado, la iniciativa del ministro de Justicia "responde a criterios ideológicos, ajenos a la realidad social y con un impacto en la sociedad muy negativo sobre la vida de las mujeres". "La propuesta del ministro es un retroceso incluso anterior a la ley de 1985", ha criticado.

La portavoz del PSE cree que la ley de 2010, aprobada por el Gobierno de socialista de Jose Luis Rodríguez Zapatero, es "buena" ya que recoge la interrupción voluntaria del embarazo, "de la mano de la educación sexual y reproductiva, y de la generalización del uso de anticonceptivos".

"Es una legislación avanzada, homologada con Europa, acorde con todas las legislaciones, y que además las estadísticas demuestran que no ha supuesto un incremento en el número de interrupciones de embarazos", ha insistido.