Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:20

El PSdeG demanda a la Xunta una ley de muerte digna

Critica su “exclusión deliberada” de la Ley de Garantías Sanitarias

Lunes, 23 de junio de 2014, a las 17:56
Redacción. Santiago
El Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento gallego ha registrado este lunes una proposición de ley que aspira a dotar de “derechos y garantías de dignidad” a los enfermos terminales. En palabras del secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, se trata de regular normativamente “la libertad, la autonomía y la absoluta dignidad” de los pacientes en sus últimas horas.

Gómez Besteiro.

Lo ha explicado el líder socialista, tras reunirse con la asociación Dereito á Morte Digna, en una rueda de prensa en la que ha puesto el acento sobre la importancia de que la Cámara gallega trate cuestiones que, como ésta, “afectan a la libertad y al uso de la autonomía personal en situaciones que no se saben valorar en su medida hasta que se producen”.

Según sus propias palabras, el objetivo de este proyecto normativo es regular todos los extremos que afectan tanto a los pacientes como al personal sanitario para garantizar “el derecho a morir con dignidad” y con “calidez humana”.

Por su parte, la portavoz de Sanidad del PSOE, Carmen Acuña, ha detallado que esta ley pretende “garantizar un derecho más, el derecho a morir dignamente”. “Sin provocar ni prolongar el proceso”, ha puntualizado, antes de defender como “imprescindible” que el “derecho a decidir” esté presente en las distintas fases de la vida.

Así, el texto normativo consolida el derecho de los enfermos terminales a la información que le permita tomar decisiones, a la elección sobre la continuidad del tratamiento, al registro previo de su decisión, al trato digno, a los cuidados para paliar su dolor y a recibir auxilio espiritual de acuerdo con sus creencias.

En cuanto a los profesionales, deberán observar el deber de confidencialidad, ofrecer a los pacientes terminales información que le permita tomar una decisión formada y respetar su voluntad de limitar el esfuerzo terapéutico, llegado el caso. Además, tendrán derecho a la objeción de conciencia.

“Excluida deliberadamente”

Tras detallar todos estos puntos, recogidos en su proyecto normativo, Carmen Acuña ha explicado que la regulación de la muerte digna fue “excluida deliberadamente” por el PP en la Ley de Garantías Sanitarias que aprobó en solitario.
“Desaprovechó la oportunidad de regularla”, ha lamentado, y ha dicho que desea poder contar con el apoyo del grupo mayoritario de la Cámara gallega para hacer realidad esta proposición de ley.